Adolescente abusa sexualmente de su prima de 6 años y luego la mata

Un atroz crimen perpetrado por un menor de edad a su propia familia

Un menor de 14 años presuntamente abusó sexualmente, mató a su prima de seis años y enterró el cadáver en el patio de su casa, informó la Fiscalía de Querétaro.

Sus padres lo ayudaron a encubrir el crimen pero después de 11 días, fueron hallados los restos de Dulce Cecilia García León que estaban dentro de una bolsa y enterrados cerca de un cerro en la comunidad de El Blanco, en Querétaro.

Desde la tarde del domingo, una persona informó a las autoridades, del hallazgo de un par de tenis dentro de una zanja formada entre dos inmuebles ubicados en la calle 16 de septiembre, la misma donde tenía su domicilio la menor reportada como desaparecida y por quien se activó la Alerta Amber.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado, el hallazgo resultó extraño, porque días antes la zona fue revisada por las brigadas de búsqueda y no había rastro de ningún cuerpo. El equipo canino encontró restos en estado de putrefacción, así como prendas que fueron reconocidas por los padres de Dulce Cecilia.

La mayoría de los familiares de la menor viven en la misma zona por lo que fueron entrevistados para recoger pruebas. Entre los testimonios se encontraron varias contradicciones en los dichos de un menor de 14 años, primo hermano de la víctima, quien terminó por aceptar que él había violado y matado a la niña.

El adolescente relató que el día de la desaparición, vio a la pequeña pasar frente a su casa y la llamó. Ambos ingresaron al inmueble y después de jugar un rato con ella la llevó hacia un vehículo que se encontraba dentro de su vivienda, donde abusó sexualmente de ella.

Para evitar que la niña gritara, le apretó el cuello hasta que perdió el conocimiento y posteriormente la llevó hacia la parte más lejana del inmueble, donde le colocó un alambre en el cuello y apretó hasta asegurarse de que había muerto. Finalmente, enterró el cadáver al interior del domicilio para ocultarlo.

Durante ese fin de semana, los padres del menor percibieron un olor putrefacto proveniente del patio y hallaron que una extremidad salía de la tierra. Al enterarse de la agresión, desenterraron el cuerpo la madrugada del domingo para colocarlo en bolsas de plástico y tirarlo en otro sitio. Además aprovecharon a que algunas prendas de la niña se habían quedado en la casa para arrojarlas en diferentes de la comunidad y así tratar de desviar la atención de la investigación.

Tras quedar al descubierto el crimen, las autoridades catearon la vivienda del menor de 14 años. En conferencia de prensa, la institución explicó que el joven permanecerá tres años en el centro de menores infractores. Sus padres también fueron detenidos.

Te recomendamos en video