Se suicidó por ser señalado de violación y por fin investigan a su acusadora

El hombre siempre insistió que tuvo sexo consensual con ella y nunca le creyeron.

 

Ross Bullock, de 38 años, se suicidó luego de que una mujer con la que tuvo un encuentro lo acusó de violarla. Este negó las acusaciones e incluso tenía evidencia de que su encuentro fue consensual. Lo negó todo, pero ese fue su tétrico final.

Todo comenzó en febrero de 2015, cuando ellos tuvieron sexo en el lugar de trabajo de Bullock.  Luego de esto, ellos intercambiaron mensajes provocativos. Sin embargo, un mes después de esto, Bullock fue arrestado e interrogado por la policía luego de que la mujer lo acusó con las autoridades.

De esta manera, fue puesto en libertad bajo fianza por un mes, a pesar de que él mostró los mensajes de texto con los que insistió en su inocencia. De hecho, él le decía: "Espero que hayas tenido una buena experiencia". A lo que ella le contestó: "¡Estuvo genial, supongo!".

Pero eso no fue suficiente y la policía le dijo que él podría enfrentar cargos y luego de un año infernal para él, se colgó en 2016.  Su madre fue la que encontró su cuerpo.

Luego de esta tragedia, sus padres demandaron a la policía y están demandando también a la acusadora, que estaba en otra relación mientras tenía una con Bullock. De hecho, ella ya está bajo investigación por obstruir a la justicia. Ya fue arrestada y la policía, en un comunicado oficial, afirma que ofrece a la familia "Sus más sinceras condolencias por esta muerte trágica".

Ya antes se había presentado una queja por el caso, sin que nada se resolviese.

Por otro lado, la trágica historia de Ross Bullock recuerda lo que sucedió con un estudiante que pasó tres años en prisión, acusado de violación. Solo hasta que se vieron sus mensajes de Facebook, pudo probar su inocencia, reportó el portal británico Unilad.