Un hombre atacó a su esposa con ácido por dar a luz una niña

Un caso más de violencia de género que alerta al mundo

Farah, de 25 años, sufrió quemaduras graves después de que Siraj Biwi, su marido, la atacara con ácido mientras dormía. Acababa de dar a luz y según afirman, el hombre enloqueció cuando se enteró que había dado a luz a una niña y no a un varón.

Los hechos ocurrieron en Moradabad, cerca de Nueva Delhi, India y aunque parezca un caso lejano o ajeno, en realidad es algo que concierne a todas las mujeres.

Farah fue trasladada al hospital del distrito después del cobarde ataque pues tenía quemaduras severas en la cara, las manos y el abdomen. El hombre de 32 años ahora es buscado por las autoridades por causar daños físicos graves con ácido.

Según Nusrat Jahan, hermana de Farah, la joven se casó con Siraj hace ocho años, pero desde el año pasado había comenzado a tener problemas de violencia con él.

Farah aseguró que después del nacimiento de su hija, sus suegros comenzaron a atacarla pues estaban esperando un niño. La pareja ya tenía una niña y en la India el no tener descendencia masculina es un "fracaso".

De acuerdo con Farah, sus suegros la habían estado presionando desde el nacimiento de su primer hija. "El acoso siguió intensificándose a medida que pasaba el tiempo. Durante el año pasado, las cosas habían empeorado" expresó. "Bajo la presión de su familia, mi esposo me pedía que obtuviera más dinero de mis padres y se los daba. Cuando no los obligué, comenzaron a golpearme" añadió.

Farah agregó que había tratando de vivir con su esposo a pesar de la dosis diaria de tortura, pensando en el bienestar de mis hijas. "Si me alejo del hombre, ¿quién se encargaría de mis dos hijas y de mí ?

Parece irreal, pero en India, la mujer es vista como un objeto. Actualmente el sector femenino sufre un aumento exponencial de agresiones sexuales, violencia doméstica y ataques con ácido. Lo peor, es que es una situación de la que muy pocas pueden salir o sobrevivir pues les dan la idea de que por ser mujeres, están condenadas a vivir así. 

 

Te recomendamos en video