7 consejos para un delineado perfecto

1-Comienza con un lápiz delineador: Si la idea es usar un delineador líquido en la parte superior de los párpados, te contamos que el mismo debe ir justo por encima de las pestañas. Para que salga bien, te sugerimos antes, hacer una línea de puntos con un lápiz delineador, justo encima de las pestañas y luego usá esto como guía para hacer tu línea definitiva.

2-Sin apuros: Cuando te vayas a delinear los ojos, hacé la línea finita y lentamente agregale grosor. No la hagas gruesa de una vez. Si se corre, podés corregir con un hisopo levemente húmedo.

3-Mano firme: Lograr que no te tiemble la mano al delinearte los ojos, es una tarea difícil. Lo que podés hacer es inclinarte sobre el mueble del baño, apoyando ambos codos sobre este. Y después trata de hacer la línea. También podés apoyar la mano que no uses debajo del ojo y apoyar sobre esa la mano con la que vas a delinear, asi tendrás un apoyo y el pulso será más firme.

4-Agitá el delineador: Es importante que agites bien el delineador líquido, ya que si no lo haces, este puede estar demasiado espeso para una aplicación ideal.

5-Una aplicación duradera: La mayor queja del delineador líquido es que se corre o se borra muy rápido. Para que esto no pase primero se puede aplicar corrector o bien sombra.

6-Almacenamiento: No guardes tu delineador sin antes cerrarlo bien. No debe entrarle humedad.

7-Déjalo secar: Un error muy común que se comete es que no se le da suficiente tiempo para que el delineador se seque correctamente. Podés resolver este problema de dos maneras. Primero comprate un delineador de secado rápido, así no tienes que esperar a que se seque. Y segundo, espera a que se seque tu delineador