Ahora las mujeres se rasuran ¿Qué opinas de esta tendencia?

Más de una mujer pegaría un grito al cielo al leer sobre esta nueva tendencia. ¿Mujeres rasurándose la cara?, ¿Es bueno para piel?, ¿No afecta el crecimiento de nuevos vellos?,  ¿Qué dicen los expertos?, son muchas las interrogantes y los mitos que rondan sobre esta práctica que parecía ser exclusiva de los hombres.

Seguramente has conocido a alguna mujer que se rasura o depila por exceso de vello facial, pero estadísticamente figuraría una minoría, aunque tal parece que serían muchas más las que lo han estado practicando tras las puertas del baño como Elizabeth Taylor, Audrey Hepburn  y Marilyn Monroe, quienes además, eran dueñas de un cutis y un rostro perfecto.

El equipo de la revista Marie Claire se dio a la tarea de investigar los pros y los contras de esta práctica de aseo personal que ahora podría tomar auge como un tendencia de estética y belleza. La Doctora, Debbie Palmer, es dermatóloga y cofundadora certificada por la junta directiva y directora médica de Dermatology Associates de Nueva York explicó varios asuntos importantes sobre lo conveniente o no de que las mujeres se rasuren la cara.

 ¡A favor!

“Es una forma menos intensa de dermaplaning, un procedimiento cosmético realizado por un esteticista, dermatólogo o cirujano estético, en el que se usa un instrumento similar al bisturí para afeitarse la cara. El procedimiento exfolia la piel, elimina las células muertas de la piel y en el proceso también elimina el vello fino” explica Debbie Palmer.

Considera la dermatóloga que:

“Las mujeres que se están afeitando la cara en el hogar están llamando la atención recientemente, pero es algo que se ha hecho durante años. Marilyn Monroe y Audrey Hepburn, incluso se rumorea que lo han hecho”.

Palmer se atreve a desmentir la hipótesis de que el rasurarse haría crecer el vello más grueso y oscuro, aclara que el vello facial crecerá de la misma manera. Agrega que sus pacientes “sienten que les da un acabado más liso para el maquillaje”, por lo cual lo recomienda, pues  facilita la aplicación del maquillaje.

Otros puntos a favor de rasurarse la cara radican en la renovación de las células de la piel y la exfoliación de la misma. Además una piel rasurada facilita la penetración de diversos productos y tratamientos de belleza.

 ¡En contra!

Aunque no todos son ventajas, pues rasurarse puede generar “pelos encarnados” o foliculitis, que consiste en la inflamación de los folículos pilosos. Palmer explica que si se presenta algún crecimiento atípico en los vellos faciales debe abordarse de inmediato al dermatólogo o especialista de confianza, pues puede tratarse de un desequilibrio hormonal.

Estés dispuesta o no a rasurarte, recuerda siempre tratar estos temas con tu médico o dermatólogo, pues cada organismo responde de manera distinta. Más vale prevenir.