Maquillarse mientras conduce es considerado como infracción de tránsito

Está considerado como una infracción de tránsito si te maquillas mientras conduces.

Maricruz, de 30 años, madruga al gimnasio todas las mañanas. Pero dice que le falta el tiempo para lograr arreglarse por lo que se maquilla mientras conduce hacia su lugar de trabajo.

En dos ocasiones, asegura que los policías metropolitanos de tránsito le han visto con el espejo en mano y no le han dicho nada pero el anterior viernes una agente le indicó que esto es una infracción que debe considerarse por distraer al conductor.

Ante este caso, la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) señaló que respecto a maquillarse en el auto mientras conducimos es una infracción. La respuesta de la institución es que “en el artículo 390 se específica claramente que el conductor que llevara objetos en lugares no adecuados, en este caso el maquillaje en las manos de la conductora se ocasiona distracción al conducir y es sancionado con el 15% del Salario Básico Unificado (SBU) $57,90 y la reducción de 4.5 puntos en la licencia”.

Dentro del artículo 390 de Código Orgánico Integral Penal (COIP) se establecen las contravenciones de quinta clase y en su numeral 13 sanciona al o la conductora que lleve personas, animales u objetos en brazos.

Según el agente Juan Naranjo, quien se encontraba dirigiendo el tránsito en el sector de la avenida 10 de Agosto, al centro norte de Quito, no había tenido casos de infractoras por maquillarse mientras conduce. “La típica es que esconden como lo hacen con el celular o cualquier otra cosa que tengan en las manos pero mientras el auto está circulando, incluso en un semáforo, es considerado como elemento que distrae al conductor en las vías.

Hay que recordar que a veces perdemos la vida en segundos y por eso hay que prevenir de estas situaciones”, indicó el uniformado.

Esta acción es sancionada en otros países como Chile, Colombia, México y España al considerar que son primeras causas de accidentalidad. Además, en el caso de España se han incluido acciones como buscar mapas, comer o llevar animales si resultan peligrosas a ojos de los agentes de tránsito.