Acusado de abusos sexuales a niñita de 2 años enfrentó la temida "ley de la cárcel" en Quillota: otros reos lo golpearon y desfiguraron el rostro

Se trata de un sujeto de 46 años que habría sido encontrado en flagrancia en su habitación en un cité de calle Concepción. El detenido tenía miedo de ir a la cárcel.

Con un politraumatismo de carácter leve quedó A.E.R.O., un sujeto de 46 años que fue golpeado en la cárcel de Quillota por otros reos. ¿La razón? Está acusado de cometer un abuso sexual en contra de una niña de 2 años con 11 meses.

El hombre fue detenido el martes pasado y ese mismo día el juez del caso le declaró la prisión preventiva. Para cumplir esta medida, se le obligó a ir a la cárcel de Quillotra pero el detenido manifestó en múltiples ocasiones que no quería ir ahí porque tenía miedo.

Tal como indica La Estrella de Quillota, sus temores sí tenían fundamento. Al llegar al recinto, otros reos que ya se habían enterado de lo que presuntamente hizo A.E.R.O. lo golpearon con los puños, pies y objetos contundentes. ¿El resultado? Quedaron con el rostro desfigurado.

Acusado de violación

Su infierno comenzó el martes pasado a eso de las 03:40. Ese día una vecina del cité donde él vivía, en calle Concepción de Quillota, salió a fumar dejando a su bebé en el dormitorio. La pequeña estaba despierta porque a su corta edad estaba padeciendo trastornos del sueño.

En un momento de distracción, la señora abandonó la puerta de su inmueble. Ese minuto habría aprovechado el sujeto para ingresar a la pequeña casa del cité y llevarse a la niña a su propio dormitorio.

La madre sólo se dio cuenta que su hija no estaba cuando terminó de fumar. Al no encontrarla en su pieza, comenzó a buscarla desesperadamente en todo el cité. Según precisa el medio regional fue en ese momento en que descubrió que una de las puertas donde vivía A.E.R.O. estaba media abierta. Al abrirla completa, se encontró con el sujeto realizando locaciones a la guagüita.

Al ser encontrado en flagrancia, el sujeto arrancó pero la madre lo persiguió con la guagua en brazos hasta dar con él: estaba en la Plaza de Armas de Quillota. Ahí, para continuar escapando, golpeó a la mujer en el rostro.

Tras esto, la mujer estampó la denuncia en Carabineros, quien fue detenido cuando volvió a la casa. Acto seguido fue puesto a disposición de la Justicia. Ahí el juez decretó su prisión preventiva mientras dure la investigación.

Volverá a la cárcel

El medio regional indica que a causa del hecho, la niñita quedó una lesión erimatosa en la zona íntima -lo que coincidiría con un abuso sexual- mientras que la madre quedó con un traumatismo superficial en la cabeza tras recibir el combo en el rostro de parte del detenido.

El hombre, luego de ser tratado en el hostal de Quillota, fue dado de alta con la orden de volver a la cárcel de esa comuna.