5 destinos de moda y diseño en Colombia

Acompañado del "boom" creativo, hay espacios que promulgan nuevos talentos con diversidad de productos.

No es un secreto que, en los últimos años, Colombia tiene un “boom creativo” que ha llamado la atención de la industria y la prensa internacional a través de sus creadores, como Johanna Ortíz, Pepa Pombo, Paula Mendoza, Jorge Duque y Mercedes Salazar, entre otros. Asimismo, se ha consolidado como uno de los países punta en Latinoamérica, aparte de Brasil, que tiene un sistema moda que integra a todos sus sectores y que ha hecho que trascienda su fama más allá de la calidad de su tradicional industria textil para dar espacio a que los talentos se desarrollen y creen marcas reconocidas y comerciales dentro de la industria de la moda global.

De esta manera, el país se ha convertido en un destino en el que hay espacios donde estos grandes talentos (y otros emergentes) se unen en un solo espacio para darle al visitante y al local, una experiencia de moda donde se compra producción honesta y sostenible y donde sobre todo, impera la creatividad. Espacios como St .Dom, en Cartagena y Bogotá, incluso han hecho colecciones cápsula con diseñadores consagrados como Johanna Ortíz. Otros se enfocan en creadores que ya llevan años en la escena e igualmente, con su curaduría, muestran que hay nuevas marcas y potencial que van más allá de un espectro estético, sino que es posible encontrar, por región y por conformación de la industria, todo tipo de líneas creativas, incluido el diseño de mobiliario.

Glamour para todas las ocasiones 🛍 @michubags ✨

A post shared by St Dom Bogotá (@stdombogota) on

Ahora, aunque hay ferias consagradas en el país, como Colombiamoda, Moda para el Mundo, el Gran San y otras más específicas como Buró y Expoartesano en Medellín, estas se realizan en épocas clave para compradores y para el calendario del sistema moda. En esto se diferencian estos espacios diseñados para que el comprador viva una experiencia en la tienda,  en la que puede meterse dentro de las prendas, donde se deleita con la escogencia de tesoros (como en Casa Chiqui, en Cartagena) o en la estética caribbean chic que han adaptado, reformado y personalizado los diseñadores caleños, por ejemplo. O quizás en esa elegancia tropical, diversa y exuberante que hay en Palau, en Barranquilla. Hay de todo para escoger.

Nuestra vitrina hoy en tonos azules de Carlo Carrizosa ✨💙✨💙•

A post shared by KLOSÉT (@klosetstore_co) on

Por esta razón, le mostramos cinco ciudades donde podrá explorar talentos, conocer propuestas y ver por qué Colombia es un destino de moda, y uno de los más apetecidos en el escenario internacional.

Bogotá: vanguardia y diversidad

St. Dom es el espacio bandera de diseño en Bogotá. Fundado por Maya Memovic y Álex Srour, combina diversas líneas estéticas colombianas: desde lo identitario hasta lo vanguardista y también expone arte y diseño de mobiliario y hogar. El espacio está creado de una manera integrada, ecléctica urbana y natural, en el que se refleja la versatilidad y diversidad estética y cultural de Colombia.

Bienvenidos a St Dom Bogotá 🌱

A post shared by St Dom Bogotá (@stdombogota) on

Por otro lado, espacios como Locto Lab, se especializan en marcas y diseñadores emergentes y rupturistas, más acercados con la estética juvenil global, como Christian Colorado. También tienen tienda de e-commerce. 

Casa Santamaría, a su vez, transporta al comprador a diversos universos: puede tomarse un café, luego ver nuevas propuestas en mobiliario y joyería, así como en marroquinería. Y, para los más underground, Mercado Negro ofrece tesoros vintage.

Barranquilla: sofisticada exuberancia

Palau es el espacio punta para quien desee comprar marcas nacionales variadas, como Leal & Dacarett, Mercedes Salazar, Suki Cohen y Pink Filosofy. En cuanto a joyas, pueden encontrar a Paula Mendoza y Flor Amazona, marca cotizada por sus conceptos de identidad colombiana.  Incluso pueden encontrar los turbantes de la conocida creadora Miss Balanta.

Por otro lado, Marquesa del Prado ofrece una visión más local y desenfadada, pero sin dejar de ser elegante y global.

Para la temporada de Carnaval se especializaron en accesorios y prendas enfocados en el tema, pero también venden marcas que incluyen belleza y estilo de vida, como Glips y LoofahNatural, que se enfoca en productos orgánicos de cuidado personal. También es muy recomendable su curaduría en joyas de marcas emergentes.

REBAJAS @molamolapinkworld 20% off ultimas piezas

A post shared by Fashion, Design & Lifestyle (@marquesa_del_prado) on

Asimismo, no olviden pasar por TodoMono y deleitarse con sus productos enfocados en lo pop y lo juvenil.

Medellín: multiplicidad de opciones 

Makeno combina lo limpio con lo orgánico y transporta al comprador a un universo donde se respira moda. It girls como Gloria Saldarriaga muestran lo que se encuentra en la tienda: propuestas elaboradas, pero a la vez traducidas en un lenguaje fresco y minimalista.

Por otro lado, Duna Store ofrece innovación en la modalidad e-commerce (hace envíos para todo el mundo) y entre sus marcas conocidas están los estampados únicos de Carolina Estefan, Lia Samantha y su trabajo raizal, Ana Carolina Valencia y su trabajo con joyas precolombinas y Jacobo Durango, entre otros creadores. Pueden hallar desde los tradicionales bolsos de Usiacurí hasta propuestas más contemporáneas.

Color is love ❤️✨

A post shared by Duna Store (@duna_store) on

No olviden visitar tampoco Kajota, Alta Gracia y, para productos específicos, Sanangel es lo mejor en calzado y marroquinería, así como Lobo y Misha.

Cali: creatividad y corazón

Grazia, aparte de vender marcas emergentes, es un espacio hecho para actividades de gastronomía, belleza y bienestar. Exhibe productos de la conocida marca especializada en lo tropicool, Eugenia Fernández.

Flores y más flores.. abanicos @bonitagracia_abanicos #musthave para toda ocasión

A post shared by GRAZIA (@tienda_grazia) on

Asimismo, también tiene curaduría de joyas de marcas locales e incluso vende abanicos (Bonita Gracia).

Kloset Store, por otro lado, se enfoca en diseñadores emergentes, con propuestas que van desde la tendencia en piezas deconstruidas y ultra femeninas, hasta marcas internacionales como Superga y artesanía local, como la marca PalmaCanaria.

Breton Diagonal de Laura Laurens ✨✨✨ •

A post shared by KLOSÉT (@klosetstore_co) on

No olviden pasar por The Set, donde hallarán las fabulosas piezas de Pompa Rosa (con toques artsy y bohemios) y las piezas de Tina Botero. Si quieren también zapatos personalizados y únicos, vayan a ShoeLoversClub.

Cartagena: la vitrina de Colombia

Al ser uno de los destinos más apetecidos internacionalmente, hay tiendas que muestran toda la maravilla del diseño local, como St. Dom y también las que le apuntan a mostrar el aire mágico de la ciudad, que es tan universal, como Casa Chiqui. Hay artesanías colombianas, pero también tesoros de India, Pakistán y otros países similares, que van desde accesorios y joyería hasta productos para la casa. Entrar a la tienda es, simplemente, maravillarse.

Agua de León, por otro lado, se enfoca en el realismo mágico garciamarquiano, pero de una manera contemporánea, versátil y ecléctica. Venden propuestas artesanales y también contemporáneas, pero lo que más maravilla es  la configuración de su universo, lleno de referencias hacia la ciudad, combinadas con su moda.

Rincones llenos de magia.

A post shared by Agua De León (@aguadeleon) on