La terrible vida de la pequeña Sophie antes de morir

La pequeña habría tenido al menos 29 atenciones de urgencia antes de ser asesinada por su padre.

Sophie, la pequeña de un año y once meses que fue brutamente asesinada a manos de su padre, tuvo una corta vida marcada por los maltratos.

Todo ocurrió en Chile. La menor tuvo al menos 29 atenciones de urgencia en el Centro de Salud Familiar (Cesfam) de Alerce antes de encontrar la muerte, siendo atendida en 14 ocasiones el 2016 y 15 el 2017, informó 24horas.

Su madre quedó embarazada a los 16 años y admitió que su embarazo era no deseado, realizándose su primer control a los siete meses. Reconoció haber consumido alcohol y drogas durante su gestación, aún sabiendo que tendría a Sophie. Su padre, quien no tuvo contacto con ella hasta el año y medio de vida, nunca le dio el apellido, pese a que un examen de ADN confirmaba su paternidad.

Ley Sophia

El primer control que se realizó Sophie luego de nacer fue a su tercer mes, donde se solicitó exámenes a la niña por anemia, aunque también hay registros de que tendría sobrepeso.

No obstante, los pasos por urgencias de la menor fueron alarmantes: el primero, en abril de 2017, fue por una quemadura de Sophie en su pierna, la cual no es descrita con mayor profundidad pero quedó registrada en su ficha médica.

Meses más tarde, Sophie volvió a ser atendida en urgencias por una caída por la que presentaba convulsiones, ante lo cual se le ordenaron exámenes. En otras ocasiones también fue a urgencias con convulsiones, lo que no levantó sospechas en los especialistas.

El informe de la perito a cargo del caso permitió a Fiscalía formalizar al padre de Sophie por parricidio y maltrato relevante, añadiendo el delito de violencia intrafamiliar tras golpear a la madre de la niña. Por otro lado, se instaló la hipótesis de delitos de violencia sexual, por lo cual el imputado está en prisión preventiva y con orden de investigación.

Mira este video: