Hombre mata a bebé y el caso sigue conmocionando el mundo

¿Quién podría estar tan enfermo como para abusar sexualmente de una bebé?

La pequeña Poppi Worthington murió luego de ser víctima de abuso sexual por parte de su propio padre. Los hechos ocurrieron el 12 de diciembre de 2012, cuando sólo tenía 13 meses pero apenas el 15 de enero de 2018, un forense dictaminó que Poppi fue agredida sexualmente antes de morir sofocada en la cama. Actualmente transcurre el juicio para determinar qué fue lo que realmente sucedió, pero el caso ha indignado y conmocionado al mundo.

La pequeña vivía con su papá, su mamá y sus hermanos en Kendall, Cumbria, una pequeña localidad inglesa. Cinco años después, la noticia de su muerte vuelve a ponerse sobre la mesa gracias a los detalles que se conocieron con la autopsia. Los médicos forenses dieron a conocer las imágenes de la cama de la niña, donde su padre la habría violado.

De acuerdo con el Daily Mail, la doctora a cargo de la autopsia declaró que no hay posibilidad de que la muerte de la pequeña haya sido por causas naturales pues presentó daño interno grave en sus órganos reproductivos, así como en su conducto anal.

El investigador principal de Cumbria, David Roberts dio sus conclusiones el lunes después de una investigación de tres semanas antes de Navidad, con el padre de Poppi, Paul Worthington, negándose a responder 252 veces a preguntas sobre su muerte.

El forense dijo que había observado de cerca al padre de Poppi, pero que no pudo concluir "definitivamente" su honestidad, y agregó que su versión de lo que sucedió en los momentos previos a la muerte de su hija "no resistió el escrutinio". Su padre, Paul Worthington, le dijo a la policía que había llevado a Poppi a la cama con él porque se sentía mal antes de darse cuenta de que parecía sin vida.

Pero una investigación escuchó evidencia de un patólogo del Ministerio del Interior que dijo que también creía que el caso de Poppi mostraba "fuertes sospechas de abuso infantil".

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO

LEER MÁS