Mujer pierde la vida tras ser devorada por una bacteria

La mujer luchó durante 21 días antes de perder la vida

Jeanette LeBlanc, una estadounidense de 55 años luchó durante 21 días para sobrevivir, pero perdió la batalla el pasado 15 de octubre en un hospital de Luisiana, (EE. UU.).

La víctima perdió la vida por consumir ostras dos docenas de ostras, las cuales había adquirido en un mercado de Westwego. 

Jeanette-LeBlanc

Ella combatió contra una bacteria llamada vibrio que suele encontrarse al comer marisco crudo o poco cocido.

Se encuentran más en los meses cálidos de mayo a octubre, aunque no son exclusivos de éstos. Las personas que exponen una herida en agua salada también son propensas a contraer dicha bacteria. 

Este microbio devoró a Jeanette por dentro cuando aún estaba viva. Empezó por sus piernas, sin embargo, ya era demasiado tarde y los médicos no pudieron hacer nada para salvar su vida.

Los síntomas más habituales son escalofríos, náuseas, diarrea y fiebre. El caso de Jeanette fue uno de los más extremos, normalmente las personas afectadas por esta bacteria se recuperan en tres días; los casos más graves pueden acabar con la amputación o la muerte.

Te recomendamos en video: