La Gata y otras oscuras reinas del crimen en Colombia

Aparte de Enilce López hay otras mujeres en Colombia que cometieron montones de delitos y que trataron de salirse con la suya.

Enilce López , "La Gata", fue una poderosa empresaria del chance que en épocas de la presidencia de Álvaro Uribe tuvo su auge: uno de sus hijos fue alcalde y otro congresista. Pero su imperio cayó, debido a sus oscuros manejos. Sus dos hijos perdieron sus cargos y uno está en la cárcel. Y ella misma fue encarcelada por lavado de activos y homicidio. Ahora tiene serios problemas de salud y le dieron casa por cárcel: está condenada a 37 años . Su familia pagó el precio: su padre fue secuestrado y murió, sus hermanos fueron asesinados.

Pero hay otras mujeres que también crearon terribles imperios con historias turbias, llenas de crimen y horror.

Silvia Gette

silvia gette

La argentina fue bailarina exótica en los años 80 y con sus encantos conquistó al director de la Universidad Autónoma del Caribe, Mario Ceballos. Durante su matrimonio obtuvo poder en los medios, en la institución y en la ciudad. Obtuvo terrenos, contratos y dinero. Cuando la hija de Ceballos, Maria Paulina, el marido de esta y el vicerrector trataron de enfrentarla, ella compró funcionarios, burló a la justicia y mandó a asesinar a quienes la investigaban.

Gette se alió con los paramilitares y los asesinatos de personajes de la universidad comenzaron. Con dinero de la misma financiaba su costoso estilo de vida y la de su familia, así como compraba a funcionarios para que no la investigaran.. En 2011 los paramilitares señalaron que ella les pagó 150 millones de pesos para matar al esposo de su hijastra.

Ahora cumple casa por cárcel, ya que el proceso de homicidio del esposo de María Paulina fue precluido por la fiscalía.

Griselda Blanco, "La viuda negra"

griselda blanco

Mató a su primera víctima a los 11 años y fue la terrible reina de la cocaína en los años 70 y 80 en Miami. Nacida en Medellín, comenzó con el negocio de la coca en Estados Unidos. Allí mató a todos los que se le oponían o se burlaban de su físico: eran comida de cocodrilos en los pantanos. También mató a sus dos maridos, uno al frente de su último hijo, ya que le estorbaban en su negocio.  Y claro, estuvo rodeada de lujos.  Tenía más de 300 pares de zapatos y siempre iba en limosina a todos lados.

Mató a 250 personas, tuvo bajo su mando a 1500 traficantes y se ingenió métodos para transportar cocaína. Fue capturada en 1985 y trató de secuestrar a John Kennedy Jr. Deportada a Colombia en 2004, murió abaleada en Medellín, en un ajuste de cuentas.