Filtran fotos íntimas de Monserrat Oliver y su pareja; ella pide no compartirlas

La conductora de televisión y su novia fueron víctimas de los hackers.

El abuso y ataque a la privacidad de las mujeres tienen un nuevo rostro: Monserrat Oliver y su pareja, Yaya Kosikova.

Las dos fueron víctimas de un hackeo a su intimidad después de que el portal digital Dono Leaks filtró fotografías de ambas en su intimidad.

Las imágenes (que no compartirá Nueva Mujer por respeto a las dos famosas) las muestra en momentos muy personales y en topless durante sus recientes vacaciones.

El hackeo, después de convertirse en viral, provocó las reacciones de apoyo hacia Monserrat y su pareja, además de denuncia por parar su viralización.

Monserrat, a través de su cuenta en Instagram, afirmó sentirse dolida y pidió respeto a su pareja y a su privacidad. Además de resaltar que su carrera se había mantenido intachable y su vida personal ajena al escrutinio público… hasta ayer.

"Me siento profundamente triste, dolida y vulnerada por el hackeo de imágenes íntimas que están ahora circulando en redes sociales", expresó Monserrat en un potente mensaje en su perfil personal en Instagram.

"Me duele que después de 30 años de carrera intachable y labor altruista sólo se quiera mirar mi intimidad. Les pido su ayuda para parar la viralización de estas imágenes y mostrar una vez más lo solidarios que podemos ser todos. Gracias", pidió la también modelo, tras acompañar su mensaje de los HTs #MeToo #hoysoyyomañanapuedessertu.

Me siento profundamente triste, dolida y vulnerada por el hackeo de imágenes íntimas que están ahora circulando en redes sociales. Me sumo a las mujeres que en las últimas semanas han denunciado acoso y abuso de género. La violación de mi privacidad para hacer público algo tan personal y hasta llegar a alterar imágenes para incrementar el morbo es acoso y abuso. Se que no soy la primera persona publica en el mundo a la que invaden de esta manera pero espero ser de las ultimas. Me duele que después de 30 años de carrera intachable y labor altruista sólo se quiera mirar mi intimidad. Les pido su ayuda para parar la viralización de estas imágenes y mostrar una vez más lo solidarios que podemos ser todos. Gracias. #MeToo #hoysoyyomañanapuedessertu

A post shared by Montserrat Oliver Grimau (@montserrat33) on