Las mujeres protagonizaron la revolución agraria prehistórica, según estudio

La fortaleza en sus brazos sugiere un rol primordial en las tareas agrícolas.

Contrario a lo que nos dice nuestra cultura actual y a cómo está contada la historia, las mujeres habrían protagonizado la revolución agraria de la prehistoria. Así sostiene un estudio de las universidades de Cambridge y Viena (Austria).

Según informa El País, las investigadoras a cargo del estudio analizaron la morfología y propiedades óseas de decenas de mujeres que vivieron en diferentes épocas durante los últimos 6.150 años en comunidades de Europa central. Estas características fueron comparadas con deportistas de alto rendimiento actuales: futbolistas semiprofesionales, triatletas que han competido en campeonatos del mundo y remeras de clubes de élite. También fueron parte del análisis huesos de mujeres activas no deportistas.

“Comprobamos que, durante los primeros 5.500 años de la agricultura, las mujeres prehistóricas tenían unos huesos de los brazos más fuertes que los de la mayoría de las mujeres de hoy, incluso más que los de las remeras”, declara Alison Macintosh, principal autora del estudio.

15119692050285481511975444sumarionormalrecorte1700x525.jpg

Molino prehistórico

En estadísticas, encontraron que en promedio, las mujeres de esa época tenían los húmeros de los brazos un 30% más fuertes que las mujeres activas no deportistas de hoy y un 16% más que las remeras de élite, quienes entrenan más de 20 horas semanales recorriendo 200 km a la semana aproximadamente desde hace al menos siete años.

Una posible explicación a esta fuerza puede encontrarse en la molienda del grano: “No podemos decir concretamente qué prácticas estuvieron provocando la carga ósea que hemos encontrado. Sin embargo, una de las principales actividades en los primeros tiempos de la agricultura era convertir el grano en harina y esa tarea fue probablemente cosa de mujeres”, declara la investigadora.

Otro hallazo de la investigación apunta a que existe una gran variedad de morfologías óseas en las muestras, lo cual implicaría que desarrollaban distintos tipos de tareas agrícolas.