Capturan al presunto violador de tres niñas que estaban solas en casa; a una la mató

El hombre fue detenido justo cuando intentaba violar a una mujer en Ciudad Juárez, al norte de México.

José Elías violador niñas Chihuahua

La Policía Municipal de Ciudad Juárez, al norte de México, confirmó la detención de José Elías Armijo Hernández, de 40 años, quien el pasado 22 de noviembre habría violado brutalmente a tres hermanitas que estaban solas en su casa. A una de ellas la estranguló.

Las autoridades informaron a través de un comunicado oficial que el hombre fue detenido justo antes de que intentara abusar sexualmente de otra mujer, en la Colonia Lomas de San José.

De acuerdo con la Policía, la tarde del miércoles 29 de noviembre el sujeto ingresó a una tienda de abarrotes que era atendida por una mujer. A ésta la amenazó con un cuchillo y la llevó al baño del inmueble para atacarla sexualmente.

El arma habría sido la misma con la que amenazó a las tres pequeñas, de 10, 11 y 12 años, para abusar de ellas.

Ricardo Realivázquez Domínguez, secretario de Seguridad Pública Municipal, explicó en una rueda de prensa que José Elías no pudo cometer el delito en contra de la mujer, y al ser descubierto trató de huir, brincando varios muros de casas aledañas.

Al ser perseguido por los policías, el sospechoso cayó de un muro de dos metros de altura, golpeándose el rostro, las extremidades y el pecho.

Al momento de ser detenido dijo llamarse Marco, sin embargo, gracias a un tatuaje y a un retrato hablado se supo que su verdadero nombre es José Elías. 

Quien era buscado por la Fiscalía estatal como el principal responsable del ataque brutal contra las tres pequeñitas, en la Colonia Felipe Ángeles.

En aquella ocasión, el hombre aprovechó que las tres niñas se habían quedado solas en casa  para ingresar a la fuerza y con un cuchillo amenazarlas. Mientras tanto, sus padres se encontraban trabajando.

A las tres las violó y a la mayor de las menores la estranguló, para después darse a la fuga.

El suceso conmocionó no sólo a la población local, sino a los mexicanos quienes repudiaron la acción y exigieron a través de las redes sociales un castigo ejemplar.