La venganza de Winona Ryder contra el acoso escolar

Fue golpeada en el colegio por usar ropa de niño, le quebraron unas costillas y le pusieron puntos en la cabeza.

A veces pensamos que las personas exitosas y famosas nunca han tenido que vivir las trivialidades e injusticias que las personas normales. Pero nos equivocamos, todos alguna vez hemos experimentado situaciones que nos marcan tanto positiva como negativamente.

Eso lo sabe bien Winona Ryder quien, a pesar de su fama, siempre se ha comportado como una chica sencilla. Sin embargo, siempre hay quienes no soportan dejar a la gente vivir tranquila.

Cuando la actriz era una adolescente, fue víctima de un ataque sumamente violento en su escuela debido a que usaba una sudadera de niño. Este simple hecho gatilló en sus compañeros la golpearan porque creían que era un niño afeminado. ¿Se dan cuenta tamaña idiotez?

Aunque el hecho ocurrió hace un par de décadas, una twittera revivió en su cuenta el momento en el que Winona contó lo que le ocurrió y lo que hizo después a modo de venganza. Evidentemente, no apoyamos actos de venganza violentos, pero lo que hizo la chica más popular de los 90’s nos hizo reír mucho.

La publicación tomada de una revista antigua dice lo siguiente:

“Llevaba una vieja sudadera de chico deI Ejército de Salvación. Fui al baño y escuché ‘Hey, maricón’. Entonces me estamparon la cabeza en una taquilla, me caí al suelo y empezaron a patearme. Tuve que tener huevos”, comenta Winona. Además, agrega que tras el hecho fue la única expulsada del instituto.

winonarydernyloncover53compressed.jpg

Pero años después llegaría el momento de la revancha. En 1988 se estrenó el éxito de taquilla “Beetlejuice” película dirigida por Tim Burton y protagonizada por Winona quien en aquel año solo tenía 17 años.

“Al tiempo, fui a una cafetería y me encontré con una de las chicas que me pateó. Me dijo: ‘Winona, Winona, ¿me puedes firmar un autógrafo?’. Entonces le dije: ‘¿Te acuerdas de mí? ¿Te acuerdas que en séptimo pateaste a una niña?’ Ella respondió que recordaba ‘algo’, le dije que era yo y la mandé a tomar por culo”, agregó la actriz en la publicación.

Parece una chiquillada, pero la agresión a la pequeña Winona no fue nada de suave, resultó con unas costillas fracturadas y seis puntos en la cabeza.

Pero como algunos dicen: “Todo pasa por algo”. Luego de la expulsión, Ryder decidió inscribirse en el Conservatorio de Teatro de San Francisco donde se formó como actriz desde los 12 años.