El estremecedor caso de Kim Wall, la periodista asesinada en un submarino

El inventor Peter Madsen está acusado del homicidio, tras las circunstancias sospechosas de su muerte.

Kim Wall fue una periodista sueca que colaboró de forma freelance para medios como New York Times, Harper’s, Vice, Foreign Policy, BBC,Time, Al Jazeera, The Guardian, entre otros. En 2016, fue galardonada el Premio Hansel Mieth al Mejor Reportaje Digital por su trabajo sobre el cambio climático y pruebas nucleares en las Islas Marshall.

Wall se encontraba haciendo un reportaje sobre el inventor danés Peter Madsen, a quien entrevistaría en su submarino, el UC3 Nautilus, el 10 de agosto de 2017. Esa noche, Kim llegó al puerto de Refshaleøen, Copenhague, a juntarse con el inventor para así abordar el submarino.

No obstante, Madsen informó a su tripulación a través de un mensaje de que el viaje había sido cancelado, y tras no aparecer ni Wall ni Madsen a la hora acordada, un compañero de la periodista reportó su desaparición, iniciándose una operación de búsqueda de tierra y mar en el puerto del estrecho de Øresund.

El 11 de agosto, el submarino se hundió bajo circunstancias sospechosas, mientras iba camino a puerto de Køge poco después de ser divisado. Madsen fue rescatado en un barco privado y luego se descubrió que había hundido la nave intencionalmente, tal vez para esconder evidencia.

Diez días luego de reportada su desaparición, el torso de la reportera fue encontrado por un ciclista cerca de la ciudad portuaria danesa de Køge, y la policía declaró que había sido mutilada intencionalmente. Madsen admitió haber arrojado su cuerpo al mar luego de que accidentalmente se golpeara la cabeza con la escotilla del submarino.

No obstante, cuando fue encontrada la cabeza de Kim Wall, no se encontraron señales de que se haya golpeado, tras lo cual el inventor aseguró que habría fallecido por intoxicación de monóxido de carbono.

Por su parte, la fiscalía ha decidido añadir el cargo de “trato genital distinto al coito en circunstancias agravantes” contra él, por las 14 lesiones con cuchillo causadas en el abdomen del cuerpo de Wall, además de los cargos de homicidio y trato indecente a un cadáver.

Hace unas horas atrás, según informan diversos medios, Madsen admitió haber troceado el cuerpo de la periodista, más no haberla asesinado.