Erika Irusta: “Vivimos fases premenstruales angustiantes porque el sistema no nos permite comportarnos como debemos”

Vasca, investigadora y pedagoga especialista en el ciclo menstrual. Lleva más de 7 años estudiando el tema y enseñando a mujeres a conocer su propia naturaleza.

La menstruación lentamente se ha ido convirtiendo en un ciclo “natural” y naturalizado por la sociedad que desde siempre lo vio como algo de lo que no se debe hablar y mucho menos mostrar.

Pero en la actualidad hemos logrado vencer el secretismo y la vergüenza a la que hemos sido expuestas por ser mujeres, y con ellos hablar de lo que nos pasa, dejar de sentirnos “locas” por un ciclo hormonal que no es nuestra culpa y aprender un poco más sobre nuestra naturaleza.

Erika Irusta, es una vasca investigadora y pedagoga especialista en el ciclo menstrual, que trabaja hace más de 7 años con el tema y ayudando a mujeres, como ella misma lo explica en su sitio: “genero conocimiento y espacios educativos en torno al ciclo menstrual y a la experiencia de ser un cuerpo menstruante en nuestra sociedad”.

Erika publicó en 2016 un libro llamado Diario de un cuerpo” (ed. Catedral) enfocado en derribar el tabú en torno a la regla. Además, es miembro de la Society for Menstrual Cycle Research (Estados Unidos). En 2015 dio vida a la primera comunidad educativa online enfocada en las menstruación llamada El Camino Rubí donde más de 20.000 personas han participado en su proyecto de manera remota.

Esta mujer ha generado una idea de naturalización y educación de los procesos químicos que involucran el ciclo menstrual de las mujeres. “No es que sean mis hormonas, es que tu eres idiota, sólo que gracias a este momento hormonal puedo decírtelo a la cara”, comenta en una entrevista al Huffpost.

“Enseño a las mujeres que ellas también cambian, para que puedan entender que también experimentan estos cambios a su manera… Que no son una, que como mínimo son cuatro”, comenta Irusta en la publicación.

menstruatewithprideposterprinte14163191304601170x7311.jpg

“Menstruate with pride” de Sarah Maple.

Y es que desde siempre se ha puesto como excusa para subestimar a la mujer su proceso debido a los cambios que experimentamos en medio del ciclo. “Cuando una mujer se enfada es un tema hormonal, pero cuando un hombre se enfada no (…) Todos los animales tienen hormonas y son gestionados de la misma manera”, comenta.

Otras de las frases de la experta en la entrevista que me parece muy interesante destacar es:

Piensan que están locas hasta que descubren que son experiencias reales y que hay que ponerlas nombre y generar conocimiento.

Sin duda, el trabajo de Erika es único y sumamente necesario para terminar con la discriminación hacia la mujer que, aunque experimenta momentos complejos debido a su ciclo, logra superarlos todos los meses de su vida fértil y continuar con su realidad haciéndose cada vez más grande y fuerte. “Se llama síndrome a algo que nos es negado. En el momento en que una mujer se manifiesta de una manera que no entra en el traje cultural de la misma, está enferma o tiene un problema”, comenta. “Vivimos fases premenstruales angustiantes porque el sistema no nos permite comportarnos como debemos. Es la sociedad la que tiene la enfermedad y no nos tiene en cuenta”, enfatiza.