Francia busca legislar contra el acoso callejero y aumentar a 30 años la prescripción de abusos a menores

Una mujer de 34 años quiere cambiar las leyes en el país galo y, al parecer, lo conseguirá.

Marlène Schiappa se ha convertido en una de las mujeres más influyentes en Francia y es quien ocupa el cargo de Secretaria de Estado de la Igualdad entre Hombres y Mujeres.

La representante fue puesta en el cargo por Emmanuel Macron y hoy se presenta firme en su cruzada para penalizar el acoso callejero y, principalmente, aumentar de 20 a 30 años la prescripción de abusos a menores.

Schiappa trabaja junto a algunos parlamentarios en el proyecto de Ley (que se presentará en 2018) que además, podrá ser apoyado por los ciudadanos.

En una entrevista publicada en el medio francés, La Croix, la Secretaria de Estado comentó que la búsqueda de penalizar el acoso callejero se basa en que “no hay que dejar que eso sea normal”. Su objetivo primordial es “precisar los límites” y que prohibiría por ley, para el próximo año, que se continúe con esta práctica.

“Personalmente creo que todos sabemos intuitivamente que hay una barrera. Que soltar un piropo o silbar no es acoso, pero que seguir a una mujer por la calle con insistencia sí lo es. En esta situación, hay una forma de intimidación”, declaró Schiappa de 34 años quien es la ministra más joven del gabinete francés.

En el mismo texto, se hace también alusión al aumento en los años de prescripción de los abusos sexuales contra niños. “Muchas víctimas nos explican que necesitan tiempo para acudir a la justicia” a denunciarlos. E indicó que llevar esa prescripción desde 20 a 30 años le parece “una posición equilibrada”, comentó.

De blogguer a Secretaria de Estado

a962ec9153762c911a0f94f6a5cc751c.jpg

Marlène se hizo conocida en Francia como “Maman Travaille”, seudónimo de su faceta como blogger que comenzó en 2008 convirtiéndose en la líder de una gran comunidad con más de 10.000 madres que buscaba la igualdad parental y derechos laborales.

La secretaria de Estado además, se ha cuadrado contra la publicidad sexista y la derogación de la ley que impide cobertura sanitaria para la fertilización in-vitro a solteras y lesbianas.

De acuerdo a lo publicado por Vanity Fair, “ha escrito alrededor de 15 libros y ensayos sobre maternidad, el embarazo, el equilibrio laboral, o la cultura de la violación. Varios de ellos se han traducido al español, como “Mamá trabaja” o “El club de las madres imperfectas”.