Confirman la muerte de Mara Castilla, la joven que desapareció tras tomar un Cabify

Mara Castilla llevaba una semana desaparecida, luego de tomar una unidad de Cabify en Cholula, Pueba.

Tras una semana sin saber sobre el paradero de Mara, este viernes por la tarde, fue hallado su cuerpo sin vida.

La información fue dada a conocer a través de la cuenta de Twitter del gobernador del estado de Puebla, Tony Gali. Asimismo, ofrecerá una rueda de prensa en la Fiscalía del Estado de Puebla, encabezada por Víctor Carrancá, en punto de las 16:00 horas.

Apenas hace unas horas, la policía ministerial en Tlaxcala había encontrado ropa ensangrentada, perteneciente a la joven, en una vivienda del estado de Tlaxcala, relacionada con el conductor. El cateo se realizó en el Fraccionamiento Malintzi, en la comunidad de Santa Úrsula Zimatepec. Además de la ropa se encontraron pertenencias de la estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), entre ellos, su teléfono celular.

Así empezó todo

El 8 de septiembre, Mara Fernanda salió de un bar en Cholula y pidió una unidad de Cabify para llegar lo más segura posible a su hogar. Sin embargo, esto no ocurrió. El conductor apareció para declarar voluntariamente ante el MP y alegó que había dejado a la joven en la puerta de su casa pero que esta había dicho que se iría con otra persona.

A los pocos días, a través del GPS del celular de Mara, se encontró que este sujeto lo tenía en su poder por lo que fue arrestado en Tlaxcala como principal sospechoso. La madre de la joven aseguró que seguramente se trataba de un caso de trata de personas, algo muy común en aquel estado.