Equidad

Este pastor se casó con una niña de 12 años "porque dios se la envió"

De acuerdo con este hombre, la menor estaba destinada a ser su esposa

El pastor Jorge, como lo llaman en su congregación, tiene 60 años y acaba de contraer matrimonio con una niña de apenas doce años.

Bajo el argumente de que "Dios se la envió para crecerla…", el matrimonio de Jorge es uno de los más de 15 millones que se llevan a cabo con menores alrededor del mundo. En África, Asia y Oriente Medio, el matrimonio de niñas se ve como una solución para mejorar los problemas económicos de la familia o simplemente para no hacerse cargo de las hijas, además de que ya es visto como algo cultural. En México y otras partes de Latinoamérica, cada vez se dan a conocer más casos así .

La noticia ha indignado a muchas personas en el país, especialmente en el Estado de México, de donde este hombre es originario ya que además de que el enlace es un hecho que consterna, lo presumió en redes sociales porque "Dios habló con él durante toda una noche para hacerlo".

Jorge aseguró que todo el tiempo fue apoyado por su congregación y que la niña llegaría a ser su ayudante idónea, por ser una “mujer en la cual la gracia del Señor fue derramada para que le dé los hijos más hermosos desde su vientre”.

Parece haber olvidado que ella no es una "mujer", es una niña y no por minimizar su condición, es mujer porque así nació pero es una niña porque aún no está desarrollada mental y físicamente como para asumir el rol que este sujeto espera que asuma.

"(dios) Me hizo ver que la mujer de temprana edad que escogió, me la entregó para que yo la santifique, la edifique, para que ella no me contamine como las demás (4 esposas más) me llegaron a contaminar, escribió el pastor en sus redes sociales"

La delgada línea entre la tradición y la perversión 

En muchos lugares, esta situación es adjudicada a la cultura sin embargo, es un hecho que no hay amor o sentimientos involucrados, sino intereses e incluso perversiones.

Obligar a un matrimonio así, perpetúa la pobreza, los embarazos no deseados, enfermedades y la muerte. Muchas niñas no terminan la escuela por convertirse en madres, tienen hijos con todos los riesgos que implica para su pequeño cuerpo y sí, muchas viven en medio de la miseria e incluso llegan a ser mutiladas, golpeadas y violadas de no acatar las órdenes de su marido.

En 2016, el matrimonio con menores fue prohibido en la Ciudad de México, sin embargo, de acuerdo con el jefe de gobierno, entre 2007 y 2015, aproximadamente 10 mil 272 niñas se casaron en la capital.

¿Se trata de una parafilia o qué es lo que orilla a los hombres adultos a aceptar estos enlaces? Resulta complicado de afirmar que es así, sin embargo, hay un alarmante número de menores que han sufrido un acercamiento sospechoso o abuso sexual por parte de un adulto. No hay patrón que determine quiénes tienen mayor tendencia a estas conductas pero es un hecho que hay que frenar la autoridad de quienes permiten los matrimonios infantiles.

Pero ni siquiera podría decirse que son matrimonios forzados porque un niño o niña es demasiado joven para tener la conciencia sobre lo que implica. La pregunta es ¿por qué una niña que se supone debería jugar y aprender a sumar o a leer cuentos en la escuela querría atarse a un hombre del doble de su tamaño y experiencia?