Equidad

Maternidad subrogada, una alternativa que sigue generando polémica

Un tema polémica sobre el que urge legislar

De acuerdo con especialistas de Red Crea, expertos en medicina reproductiva, dos de cada diez parejas enfrentarán problemas para lograr un embarazo de forma natural.

Las causas que impiden que una mujer se embarace son diversas y están relacionadas con temas biológicos, de ovulación, endometriosis, obstrucción en las trompas de Falopio o conteo inadecuado de espermatozoides; así como otros factores externos como obesidad, estrés y consumo de sustancias nocivas. 

La maternidad subrogada podría plantearse como una alternativa a este problema, pero no es una práctica que esté permitida en todo el mundo. 

Países desarrollados cuentan con leyes en este tema, pero en el caso de lugares en vías de desarrollo parece no haber legislación al respecto. 

En México el Senado de la República aprobó una ley que permite la gestación subrogada, pero sólo en casos específicos y no, no están incluidas las parejas del mismo sexo

Tabasco es uno de los estados en los que han trabajado más en leyes que amparen tanto a las madres que prestarán el vientre como a las que recibirán al niño. 

La gestación subrogada es permitida en parejas heterosexuales sólo con carácter altruista. Esta ley contempla dos tipos de gestantes. 

La madre gestante sustituta es la mujer que presta su vientre para gestar el embrión de una pareja, el óvulo no le pertenece por lo que no existe una vinculación genética. 

El otro casa es el de la madre gestante subrogada, que además de prestar su vientre donará a la pareja óvulos para que el embarazo se pueda dar. 

Sinaloa es otro de los estados en los que la maternidad subrogada está reconocida, la regula, pero con vacíos pues no se explica a detalle. 

De acuerdo con Early Institute, este tipo de prácticas ponen en riesgo a los bebés debido a que quedan en un riesgo pues no hay un organismo que regule esta práctica.