Itzamar Peña y otras senadoras del mundo que han amamantado a su bebé en el hemiciclo

Con su ejemplo, buscan crear conciencia.

Por: Redacción de Nueva Mujer

Cada vez son más las mujeres que marcan un hito en la historia de su país amamantando a sus bebés en lugares públicos. En Puerto Rico, fue la senadora Itzamar Peña quien se convirtió en la primera mujer en lactar a su bebé en pleno hemiciclo.

Con su ejemplo, Peña se une a la lucha de las madres que denunciaron sentirse discriminadas al amamantar a sus bebés en público con el fin de crear conciencia. Así lo indicó en entrevista con el programa de televisión Los seis de la tarde (Univisión).

 

"Lo estoy haciendo porque recientemente han salido denuncias de madres lactantes que han sido objetos de señalamientos y de discrimen por el hecho de estar lactando", indicó la madre de un bebé de ocho meses.

Como Peña, otras mujeres otros lugares del mundo han hecho lo mismo. A continuación, te contamos sus respectivas historias.

Después de agotar su licencia de maternidad, Larissa Waters se reincorporó a su lugar de trabajo como senadora en la cámara alta de Australia. Pero no fue sola. La mujer de 40 años llevó a su pequeña al recinto, quien, en cuanto tuvo hambre, comenzó a llorar.

Así fue como Alía Joy, de solo dos meses, se convirtió en el primer bebé en ser amamantado en el Parlamento.

 

Con este hecho, la senadora buscó impulsar que haya más "lugares de trabajo flexibles y aptos para la familia". A través de sus redes sociales se mostró orgullosa de haber hecho historia. "Estoy tan orgullosa de que mi hija sea el primer bebé en ser amamantado en el Parlamento federal. Necesitamos más mujeres y padres en el Parlamento. Y necesitamos más lugares de trabajo para la familia y para el cuidado de los niños, para todo el mundo".

 

En 2003, Kirstie Marshall fue expulsada del Parlamento victoriano por alimentar a su bebé de once meses. La circunstancias, por fortuna, han cambiado y Australia es uno de los países más abiertos en el tema. En ese mismo año, el Parlamento australiano permitía que los hijos de los senadores estuvieran en en recinto, mas no en lo hemiciclos.