Famosas mexicanas se defienden de las críticas sobre su cuerpo luego del embarazo

Ludwika Paleta dio un emotivo mensaje en el que deja ver lo sensible que la dejó el embarazo

Por redacción Nueva Mujer

El embarazo supone muchos cambios en el cuerpo de las mujeres, esas transformaciones hacen posible que el bebé pueda crecer en el vientre de la madre de manera adecuada y también la preparan para el alumbramiento. Muchas actrices y conductoras mexicanas han sido blanco de las criticas por esos cambios, entre ellos el aumento de peso y así se defienden.

Ludwika Paleta

Hace algunos meses la guapa actriz se convirtió en madre de gemelos, desde entonces las críticas por su peso no se han hecho esperar. Ha recibido comentarios sobre su aspecto, mismos que ha tratado de evitar, pero al ver la publicación de una mujer que está luchando una batalla junto a su esposo, decidió escribir: "Me pongo de mal humor porque no he logrado bajar todo el peso que yo quisiera o porque se dice tal o cual cosa de mí, y después casi como si fuera obra del destino me encuentro con la historia de una mujer que SI está batallando contra algo que si tiene importancia, la vida de una persona que ama".

Ariadne Díaz

La guapa ojiverde se convirtió en madre y con ello vinieron muchos cuestionamientos sobre su cuerpo y cómo había logrado recuperar su figura. La actriz reveló: "El secreto es algo muy obvio: ejercicio, buena alimentación, descansar (cuando se puede), tomar las cosas con disciplina pero con calma y sobretodo valorando lo increíble y lo maravilloso que es mi cuerpo que me permitió ser madre". Ante los comentarios que indicaban se había sometido a una cirugía estética y que no era posible una recuperación tan temprana, se limitó a decir que había sido producto del esfuerzo.

Quiero compartirles esta foto del antes, durante y el día que cumplí la cuarentena después de tener a mi bebé porque me parece que el cuerpo es más que algo maravilloso, es un milagro, siempre tuve buena genética y aunque no soy muy fan del gym (cosa que estoy cambiando 😂) siempre me mantuve en movimiento, de niña estudié ballet hasta terminar la carrera y posteriormente cuando llegué a la Ciudad de México, aunque no con mucha disciplina asistí a distintas clases de cosas que me divirtieran y ejercitaran a la vez, casi nunca haciendo dieta, de hecho siempre me molestaban porque comia mucho sin engordar, sin embargo de un tiempo para acá me empecé a hacer más consiente de lo que comía y de llevar ciertos hábitos como tomar mucho agua y comer más despacio, cosas tan simples pueden hacer mucha diferencia. Hasta los 5 meses de embarazo seguí trabajando tanto en cine como en teatro, una vez que acabé esos proyectos me dediqué más a disfrutar de mi embarazo, me permití subir de peso y comer rico (quien ha sido mamá, sabe que es lo mínimo que nos merecemos 😊) subí casi 23 kilos lo digo feliz y orgullosa, ya que siempre tuve un embarazo saludable y más aún con la bendición de Dios un niño hermoso y sano. Ahora voy en mi camino de regreso, dándome tiempo y comprensión. Muchas me han preguntando que qué estoy haciendo, la verdad es que el secreto es algo muy obvio, ejercicio, buena alimentación, descansar (cuando se puede) tomarme las cosas con disciplina pero con calma y sobretodo valorando lo increíble y maravilloso que es mi cuerpo que me permitió ser madre, que creció lo suficiente para dar espacio a un ser dentro de mi, que con mi energía y células se creo una personita nueva, que me permitió dar a luz (cesarea o parto, quien ha pasado por ello sabe que sólo Dios entiende porqué somos tantos) y tal vez sea por lo increiblemente osadas y valientes que somos las mujeres, así que antes de criticar, juzgar o hablar por hablar ponte en sus zapatos, y admira profundamente a quien ha sido madre!! un abrazo enorme a todas las que compartimos este viaje!! ❤️ #empoweringwomen #mamá #mujeres #maternity #love #women #pregnancy

Una publicación compartida de Ariadne Diaz (@ariadne_diaz) el 30 de Jun de 2016 a la(s) 6:26 PDT

Galilea Montijo

La conductora tapatía subió 28 kilos con el embarazo de su hijo Mateo. Los televidentes, a quienes tenía acostumbrados a lucir una curvilínea figura, no tuvieron piedad y criticaron los cambios en el cuerpo de Galilea. Ella dijo para una entrevista en un periódico de circulación nacional: "Estaba sorprendida por las críticas haca mi apariencia… No puedo creer que no entiendan lo difícil que es dar vida y los procesos que se viven". Aunque decidió ignorar los comentarios, se dijo reflexiva sobre esta etapa y sobre las enseñanzas que el embarazo dejó en ella.

Salma Hayek

La veracruzana no tuvo un embarazo fácil pues subió 23 kilos. Aunque recibió todo el apoyo de su pareja, declaró que no se sentía cómoda con cómo lucía. "Gané mucho peso, pude verme desfigurada en diferentes formas por una muy buena razón y no me arrepiento ni por un segundo… Fue ahí cuando comencé a apreciar mi cuerpo; las cosas que antes solía criticar no eran tan malas al final".

Imagen foto_00000001