Esta mujer murió después de que su marido la obligó a tener cuatro abortos en un año

El hombre insistía en que quería que su segundo hijo fuera un niño y no una niña.

Por Karen Hernández

Una mujer del este de China falleció en el hospital después de provocarse cuatro abortos en tan sólo un año, según informó el periódico local Jianhuai Morning News, pues su organismo no pudo soportar más. El marido de la mujer fue quien la obligó a hacerselos ya que insistía en que quería que su segundo hijo fuera niño y no niña.

MÁS: Ya nació el bebé biológico de Trystan y Biff, una pareja transgénero

La mujer sólo había podido engendrar niñas y aunque la primera nación, los otros cuatro productos femeninos tuvieron que ser "desechados" por el capricho del hombre. Tras varios malestares tras el último aborto, cayó gravemente enferma, lo que llevó a que finalmente se separara de su marido para así poder buscar ayuda en el hospital y salvar su vida. Impresionantemente el gobierno reconoció la agresión y le brindó 2.500 dólares para que pudiera tratarse.

MÁS: "Te vas a casar, aprende a cocinar": la polémica campaña que enfureció a las redes

Sin embargo, no fue suficiente pues su cuerpo ya se encontraba en un estado delicado y murió. El hombre se desentendió y según los informes de dicho periodico local, ahora busca conocer a otra mujer con quien casarse y poder tener ese hijo varón que tanto desea. La insistencia del hombre también pasó por alto la ley de "hijo único" en China, la cual pretende prohibir a las parejas tener más de un hijo y así evitar el alarmante incremento en la población del país asiático.

La situación no es extraña en muchos países y en China, específicamente, existe una cultura muy machista, donde los hijos varones lo reciben todo y las mujeres son víctimas de maltrato doméstico y violaciones. En estos países machistas, no tener un descendiente varón parece ser una especie de maldición y una deshonra para toda la familia, pues hay una clara división de género donde el trabajo, el dinero y el buen prestigio dependen del hombre y no de la mujer.

MÁS: Trueques sexuales: la nueva y peligrosa moda que se impone en Facebook

Por ello, en diversas ciudades de Corea del Sur e India, está prohibido saber el sexo del feto mientras se encuentra en el vientre materno. El gobierno chino recientemente ha instaurado dicha ley en algunas ciudades, sin embargo, el problema radica en que muchas parejas asisten a clínicas clandestinas que permiten conocerlo a través de rayos-X, los cuales además, son dañinos para el feto.

Y sí, hay padres que se atreven a asesinar a sus propias hijas cuando nacen en cuanto descubren que no son varones, lo que ha sido un gran obstáculo para que las autoridades controlen este tipo de delitos.

MÁS: Denunció maltrato y se burlaron de él; murió apuñalado por su esposa