Científicos aseguran que copa menstrual tiene más riesgos de provocar shock tóxico que un tampón

Son muchas las mujeres que han cambiado a este método por lo práctico que es.

Con la irrupción de la copita menstrual en el mundo de las mujeres muchas cosas han cambiado, y es que al utilizarla ahorras dinero y en preocupaciones ya que puedes dejarla hasta por seis horas. Sin embargo, un grupo de investigadores levantó una alerta sobre su uso.

Las mujeres nos enfrentamos todos los meses al miedo del shock tóxico, cualquiera puede experimentarlo si no cumple con las rutinas y exigencias de higiene en torno a la menstruación.

Ahora apareció un nuevo estudio científico sobre el shock tóxico realizado por investigadores de un hospital universitario de Lyon, Francia. El grupo de expertos comenzó a recolectar tampone usados para investigar el síndrome y las bacterias que lo causan, estafilococos aureus. Fueron 700 tampones usados y copas menstruales las que arrojaron una interesante información.

De acuerdo a la investigación: “Las copas menstruales tienen más probabilidades de aumentar la producción de estafilococos aureus”. ¿Por qué ocurre esto? Según ibtimes.co.uk, los expertos explicaron que las copitas menstruales permiten que entre aire a la vagina lo que propicia el desarrollo de estas toxinas.

Sin embargo, el estudio no hace un llamado a dejar de usarlas sino que a seguir al pie de la letra la rutina de uso e higiene.

Recomendaciones

cup.jpg

Existen ciertos pasos para el correcto uso de tampones y copitas menstruales que debemos respetar para evitar el síndrome de shock tóxico.

En el caso de la copita es muy importante que no la uses de noche mientras duermes ya que son cerca de ocho horas y esta se debe limpiar cada seis. Recuerda que la copa debe vaciarse cada 4 horas.

Por otra parte, si eres de las que prefieren tampones, debes cambiarlos cada 4 horas para evitar el riesgo de shock tóxico.

Los expertos, además, recomendaron que se usen los tampones de menor absorción para que te veas obligada a cambiarlo con regularidad, lo mismo con las toallitas.

También recomiendan alternar diversos productos durante el periodo, toallitas, tampones y copita.