¿Quién era Stevie Ryan, la famosa 'youtuber' que se suicidó hace unos días?

La estrella de Youtube tomó la decisión de terminar con su vida tras una fuerte depresión

Por redacción Nueva Mujer

Hace unos días, la 'youtuber' Stevie Ryan, terminó con su vida al suicidarse debido a una depresión profunda. Según informaron varios medios internacionales, la actriz de 33 años se encontraba en crisis por la reciente muerte de su abuelo, quien fuera una figura muy importante para ella.

MÁS: Depresión, ¿por qué afecta más a las mujeres que a los hombres?

Stevie Ryan contaba con una comunidad de seguidores bastante robusta. En YouTube, red social que la vio nacer, contaba con más de cinco millones de visualizaciones y hablaba de temas que eran cercanos y de interés para los jóvenes, quienes la adoraban y seguían a través de las plataformas digitales, pero fue con sus imitaciones de Justin Bieber o Lady Gaga que la fama y nuevas oportunidades llegaron.

MÁS: 5 famosas que padecen enfermedades crónicas y han logrado salir adelante

Un día antes de su muerte escribió en sus redes sociales: "El hombre de mis sueños ahora sólo en mis sueños. Te echo de menos todos los días, para siempre. Te amo mi Pa". La policía de Los Ángeles se encuentra investigando el caso, toda las líneas confirman el suicidio.

My dream man who I will only see in my dreams. I'll meet you in Percebo, soon. I love you my Papa.

Una publicación compartida de Stevie Ryan (@stevieryan) el 25 de Jun de 2017 a la(s) 7:43 PDT

De hecho en su último podcast titulado 'Mentally Ch(ill)', habló del priofundo dolor que le había causado la muerte de su abuelo y el miedo latente que tenía de no poder controlar las cosas.

MÁS: Así puedes detectar la depresión en los adolescentes

Cuidado con la depresión

La Organización Mundial de la Salud alerta sobre algunas señales que podrían ser un indicio de depresión y aquí algunas:

Se caracteriza por una tristeza persistente y por la pérdida de interés en las actividades que normalmente disfrutan, así como la incapacidad de llevar a cabo las actividades cotidianas, durante al menos dos semanas.

Los adolescentes se vuelven retraídos, irritables, hay llanto en exceso, no se pueden concentrar en la escuela, hay cambios en el apetito, duermen más o menos de lo normal.

En el caso de los adolescentes, comienzan a correr riesgos que normalmente no asumirían.

TE RECOMENDAMOS EN IMÁGENES:


Imagen foto_0000001520170704121702_screen_shot_20170704_at_11.png