Su cumpleaños 21 se convirtió en un infierno debido a un ataque con ácido

Resham Khan sufrió quemaduras muy graves en todo su cuerpo y rostro, así como daño en su ojo izquierdo.

Por Dayana Alvino

Resham Khan acababa de regresar de un viaje de intercambio escolar y una de las cosas que más anhelaba era poder pasar tiempo con su familia y celebrar su cumpleaños número 21. Justo eso estaba dispuesta a hacer cuando un hecho que aún no logramos comprender le arruinó sus planes –aunque deseamos que no la vida–.

Eran cerca de las nueve de la mañana del 21 de junio, Resham y su primo, Jameel Muhktar, transitaban en su auto por una carretera de Londres, al detenerse en un semáforo un sujeto (por ahora desconocido) se les acercó y les arrojó ácido sulfúrico a través de las ventanas.

MÁS: Esta joven se quitó los zapatos para obsequiárselos a una mujer que estaba descalza

Sintiendo como el ácido les quemaba los ojos, la piel de la cara y el cuerpo, Resham y Jameel se detuvieron, bajaron del auto, se quitaron la ropa y desnudos comenzaron a pedir agua para calmar sus quemaduras. Después de 45 minutos de esperar a los servicios de emergencia, un conductor que pasaba los llevó al hospital local donde por fin los atendieron.

MÁS: Una mujer murió por tomar píldoras para quemar grasa y usar productos anticelulitis

Khan, que es estudiante de Administración de Empresas, se reporta estable, pero sufrió quemaduras severas en una gran área de su cuerpo y rostro, y daño en su ojo izquierdo. Mientras que su primo tuvo que ser inducido a un coma debido a la gravedad de sus heridas. Ambos necesitan injertos de piel y otras operaciones para poder recuperarse de este ataque.

MÁS: Me llamo Violeta, tengo 27 años y el ginecólogo me llamó fea luego de revisarme

Para ayudarlos con los gastos médicos, amigos de Resham abrieron un sitio de Internet en el que explican los detalles de lo sucedido y piden donaciones económicas. Lo recaudado será utilizado para que ambos se sometan a terapias psicológicas para recuperar su autoestima y otros tratamientos.

Lamentablemente las autoridades no han detenido a ninguna persona por este ataque. Resham se encuentra devastada y piensa que probablemente jamás podrá volver a tener el mismo aspecto.