Les prohibieron usar shorts, ellos decidieron ponerse faldas (sin pena) como protesta

Los niños de la Academia ISCA decidieron protestar para defender su derecho a estar cómodos y no sufrir por la ola de calor en su ciudad.

Por Dayana Alvino

Imagina que asistes a la escuela en días extremadamente calurosos y pides a las autoridades del colegio que te permitan usar un short –para estar más fresca– en lugar del pantalón que llevas habitualmente, y su respuesta es "¡No!". Eso es lo que le sucedió a los estudiantes de la Academia ISCA, en la ciudad de Exeter, Inglaterra.

Fue debido a las altas temperaturas que se están registrando actualmente en dicha ciudad que los alumnos decidieron pedir permiso a las autoridades de la escuela para modificar su uniforme y así poder usar shorts. Petición que les fue negada.

Ante la negativa y como una forma de protesta, cerca de 30 niños decidieron asistir a sus clases utilizando la falda del uniforme.

 

La iniciativa surgió por parte de la propia directora del plantel, Aimee Mitchell, aunque al principio algunos alumnos pensaron que era una broma.

"No nos permiten usar shorts, pero yo no voy a estar en pantalón largo todo el día, hace bastante calor", declaró uno de los niños a BBC.

Si bien la negativa obedece, según lo afirman las autoridades de la escuela, a que los alumnos (ni hombres ni mujeres) no tienen permitido usar pantalones cortos, la directora declaró que está dispuesta a revisar las normas del código de uniforme.

"En la actualidad, los shorts no forman parte de nuestro uniforme para niños y no quisiera hacer ningún cambio sin consultar tanto a los estudiantes como a sus familias. Sin embargo, como el tiempo cálido se está volviendo la norma, estaría dispuesta a considerar un cambio para el futuro".

Si bien los chicos no lograron, aún, que la directiva les permita asistir a la escuela con shorts, su decisión de utilizar faldas fue aplaudida por millones de personas en redes sociales y las imágenes donde aparecen portando orgullosamente la prenda se volvieron furor en cuestión de horas.

¡Enhorabuena por ellos! Necesitamos más niños que defiendan sus ideales y sin necesidades, sin pena al qué dirán.

DESCUBRE MÁS: