Una publicación indigna a las redes por incitar a la violación en la pareja

"Las posiciones sexuales para cuando él quiere y tú no". ¿Perdóóóón?

El artículo "Posiciones sexuales para cuando él quiere y tú no" encendió a las redes sociales y diversos colectivos feministas por la manera en la que trató el tema de la mujer y el sexo. En cuestión de segundos, el artículo se hizo viral por pretender enseñar a las mujeres posturas sexuales para cuando no tienen ganas de tener sexo, pero sus parejas sí.

El artículo dice:

"Llegas a casa con la única intención de meterte a la cama a dormir, pero justo ese día tu pareja ha venido a casa… ¡con tremendas ganas de poseerte, qué bueno! Tienes dos opciones, decirle que te duele la cabeza (respuesta que los hombres odian) o… limitarte a las posiciones sexuales que aquí te comparto. Seamos prácticas y resolvamos sin hacer tormentas. Le darás gusto, estarán juntitos, no tendrás que hacer mucho esfuerzo y dormirás plácidamente".

 

       DESCUBRE MÁS:

 

"Le darás gusto". Que una mujer no quiera sexo con su pareja es suficiente razón para no practicarlo, pero según este artículo hay que complacer a la pareja para evitar "tormentas". El sitio ha sido criticado por promover la cultura de la violación, ya que todos los consejos que dicho artículo aporta están encaminados a satisfacer el deseo sexual del hombre sin tomar el cuenta a la mujer.

En la frase "no quieres" todo está dicho: no te apetece, no estás pensando en tener sexo, no se te antoja, tienes otras cosas que SÍ quieres hacer. No es no porque si a él le apetece tener relaciones sexuales y a ti no, le dices "no" y es el fin de la conversación.

El artículo recomienda seis diferentes posturas incluyendo el misionero, boca abajo tumbada en la cama, con tu pareja encima, en la posición de la cucharita y por supuesto sexo oral. Todas pensadas en que no tienes que moverte demasiado "y si te quedas dormida, emite uno que otro gemido para que no se de cuenta", dejando todo el trabajo a tu pareja. No importa que al final quedes como un objeto sexual.

Siendo honestas, vivimos en un tiempo en el que el sexo es una confusión total y de algún modo este tipo de notas o pensamientos nos hace retroceder a aquella época de matrimonios donde el marido decidía cuándo tener relaciones por ser el hombre de la casa.

El artículo da pie a pensar en la palabra violación porque los violadores no necesariamente son desconocidos y la violación también puede darse dentro de una relación de pareja. Sí, es violación siempre que dices no y te obligan.

El enfado y la indignación quedaron plasmados y los usuarios dejaron su descontento por todas las redes sociales con todo y "sugerencias" de posiciones para que los agreguen a la nota.