Esta modelo fue despedida por ir a trabajar durante su periodo

No es que no se pueda trabajar bajo "esa condición", pero hay necesidades que las mujeres tenemos sobre nuestra higiene durante esos días, algo que la empresa no entendió.

Por Karen Hernández

Por mucho tiempo -desde siempre- la mujer parece tener que someter su cuerpo ante la mirada social y del hombre. Hay una vergüenza en torno a su cuerpo y el proceso menstrual el cual es -aun- considerado una fuente de sensaciones grotescas o displacenteras.  Pero lo que resulta más inquitante es la cuestión de discriminación de género en el lugar de trabajo.

Recientemente la modelo Rachel Rickert, alegó que fue despedida por empresa Hyundai debido a que estaba en su periodo mientras representaba a la marca, en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York.

       DESCUBRE MÁS

 

En entrevista con la BBC, Rickert afirmó que pidió usar el baño mientras trabajaba en el programa, pero fue negado en repetidas ocasiones. La modelo tenía que cambiar su tampón y al no hacerlo a tiempo, comenzó a sentir que se manchaba así que abiertamente dijo que tenía que cambiar su ropa interior y medias pero nuevamente le fue negado el permiso para ir al baño. Además, es sabido que dejar el tampón por mucho tiempo dentro del cuerpo puede producir infecciones y el temido Síndrome del Shock Tóxico que puede tener graves consecuencias para la salud.

Al avisarle sobre el incidente a su agente, se le pidió a Rickert que se tomara la noche libre pero ésta repitió que sólo quería usar el baño para cambiarse y que no quería irse puesto que le estaban pagabando por hora. Al siguiente día, el representante de Rickert se puso en contacto para decirle que Hyundai ya no quería que ella trabajara para ellos porque se habían enterado del incidente con su período. 

"No voy a dejar que la gente trate a las mujeres de esta manera", afirmó la modelo. "Nuestro periodo es una cosa natural que tenemos y no es como si yo quiera un trato especial por eso, pero quiero ser respetada como ser humano, poder ir al baño y no ser considerada una mal empleada por eso". Rickert ha trabajado en muchas otras convenciones similares y afirmó que nisiquiera recibió el pago correspondiente por esta presentación por lo que presentó una queja de discriminación ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo (EEOC, por sus siglas en inglés) ante Hyundai y la agencia, Experiential Talent.