Confirman peligros de la píldora anticonceptiva para el organismo de las mujeres

En varias oportunidades hemos hablado del tema, sin embargo, ni la OMS ni los laboratorios hacen nada al respecto.

Hace varios años que la ciencia viene advirtiendo que el uso de píldoras anticonceptivas conlleva un importante riesgo debido a los efectos secundarios que incluso podrían terminar en un ataque cerebrovascular.

Es lo que le pasó a la inglesa, Natalie Trickett de 28 años, quien después de tomar durante un año las píldoras anticonceptivas Microgynon sufrió un grave infarto cerebral el cual, según los médicos está directamente ligado al uso de estas hormonas.

De acuerdo a lo que la mujer declaró a la prensa que:

“Los ataques son un riesgo potencial de la píldora, ya que aumentan la aparición de coágulos. De hecho está en la lista de probables efectos secundarios que viene en la caja. Sin embargo, hasta que no te pasa a ti, simplemente no te das cuenta del verdadero riesgo que estás enfrentado. Creo que no hay suficiente consciencia ni información, sobre los efectos nocivos de las píldoras, cómo pueden causar un ataque y cómo eso puede afectar tu vida”.

Siempre se recomienda que las mujeres que usen la píldora deben evitar beber y fumar principalmente ya que el riesgo a este accidente aumenta, sin embargo, Trickett no consume nada de esto, por lo tanto es aún más grave lo que le ocurrió.

Estudio confirma los peligros de la píldora

14936659660x650.jpg

Un estudio publicado el 19 de abril de 2017 por Fertility and Sterility de la American Society for Reproductive Medicine confirma que el uso de píldoras anticonceptivas reducen el bienestar general de las mujeres.

En la investigación participaron 340 mujeres como pacientes. Todas sanas y con edades entre los 18 y 35 años. De ellas 332 completaron la recolección de datos en la evaluación de seguimiento.

“A pesar del hecho de que 100 millones de mujeres de todo el mundo usan píldoras anticonceptivas, aún hoy sabemos sorprendentemente poco sobre los efectos de la píldora sobre la salud de las mujeres”, comentó a la prensa la investigadora Angelica Lindén Hirschberg, quien participó en el estudio.

A un grupo de participantes se les suministró tratamiento anticonceptivo oral combinado (150 μg de levonorgestrel y 30 μg de etinilestradiol) y a otro les dieron un placebo durante 3 meses. El resultado fue categórico, “el tratamiento con OC disminuyó estadísticamente el bienestar general en comparación con el placebo”.

“Sabemos que la píldora es extremadamente eficiente y sabemos muchos sobre riesgos como la posibilidad de sufrir trombosis, pero sus efectos sobre ‘valores secundarios’ como la calidad de vida, el bienestar o la depresión son mucho menos conocidos”, agregó la experta.

Basta con que recordemos lo que ocurrió en 2013 en Canadá cuando se informó que al menos 23 mujeres habrían muerto por usar las píldoras Yaz y Yazmín las cuales son muy populares en todo el mundo.

A pesar de la gran cantidad de información que se ha entregado a la opinión pública pareciera que nada ha sido suficiente para que la OMS y los laboratorios comiencen a tomar cartas en el asunto. Por ahora lo mejor sería comenzar a probar métodos anticonceptivos alternativos.