Equidad

Más mujeres se arman en Puerto Rico

Como una manera de evitar ser víctimas de la violencia que arropa al País, las féminas han optado por solicitar la licencia que les permite portar un arma.

Por: Carmen Deliz Maldonado Rodríguez

Ante el alza criminal en la Isla, la cantidad de mujeres que solicita la licencia para portar armas de fuego cada vez es mayor.

Según la información más reciente de la base de datos del Registro Electrónico de Armas y Licencias, del 2015 al 30 de enero de este año se han expedido 4,228 licencias a féminas, cifra que, entre los pasados dos años, representa un aumento de un 18 por ciento.

El incremento en los crímenes reportados por la Policía de Puerto Rico, figura como la razón principal por la que la población femenina está buscando una manera de protegerse. De acuerdo con las estadísticas de la Uniformada, 679 personas fueron asesinadas en 2016. En 2015 ese número fue de 592.

       DESCUBRE MÁS:

 

Uno de los dueños de AAA Armory Bayamón, Edwin González, indicó que una mujer llega hasta las puertas de su establecimiento “por lo que está viendo en la prensa” o porque haya sido víctima de violencia.

Entre los requisitos para solicitar la licencia se encuentra el tener la edad mínima de 21 años y no tener antecedentes penales. González indicó que “lo único que el cliente tiene que hacer es hacerme las declaraciones juradas de tres testigos -mayores de 21 años, que no sean familiares- y la huella, que es el último paso. Del restante la armería se encarga”.

Una vez obtenida, la persona debe tomar el curso de uso y manejo en o antes de 45 días para cumplir con la Ley de Armas de Puerto Rico. El experto en armas añadió que aunque el curso se debe tomar cada cinco años, las personas deberían continuar adiestrándose.

En el caso de las mujeres, González compartió que su boutique está afiliada con el club de tiro de AAA Armory Kennedy, la “única armería que ofrece clínicas de tiro para damas”, que se celebran el último sábado de cada mes.

Asimismo González destacó que una mujer que porte un arma de fuego está mucho más protegida porque lamentablemente, entre un hombre y una mujer, casi siempre el easy target va a ser una mujer”.

“Algo que siempre se dice, es que ‘si uno saca un arma de fuego es para usarla’, pero yo creo que no siempre hay que dispararla. En muchas ocasiones, la persona para de atacar y lo que quiere es huir de la escena”, explicó.

Los costos para solicitar la licencia comienzan desde $185 dólares y depende de si incluye la categoría de tiro al blanco. Si así fuera, podría llegar hasta los $400. En cuanto a las armas más solicitadas por las mujeres, están la Tiffany Blue (Glock 26 9mm) y la Sig Sauer (P238, calibre 380).