"Me llamaban grasa de ballena, se burlaban porque quería ser actriz": Kate Winslet da discurso contra el bullying

La actriz dio un inspirador discurso contra el bullying en Londres

Hoy, Kate Winslet es una de las actrices más reconocidas y exitosas de Hollywood, pero en los 80 era una víctima del bullying. Al igual que millones de niños en el mundo, creció en una familia de escasos recursos en Berkshire, Inglaterra. Desde pequeña empezó a soñar con ser actriz y ese fue uno de los motivos por los que comenzaron a atacarla en la escuela, además de ser una niña regordeta.

DESCUBRE MÁS

 

"Me acosaron en la escuela. Me decían 'grasa de ballena'. Se burlaban de mí por querer actuar. Una vez me encerraron en un armario. Se rieron de mi", así lo confesó la actriz en un encuentro con niños y en el que se tocó el tema del bullying.

Al crecer y comenzar a buscar sus primeras oportunidades en el mundo de la actuación, Winslet también tuvo que enfrentar momentos difíciles: "Yo no era la más bonita y me dijeron que podría tener suerte en mi actuación si yo estaba feliz de conformarse con los papeles de gorda. A menudo [los agentes de casting] decían: 'No eres lo que estamos buscando"".

 

Antes decenas de niños que escuchaban su discurso, confesó qué hizo para superar el bullying y los diversos obstáculos que surgieron a lo largo de su visa: 

"No me encerré en mi misma y renuncié a mi sueño. Luché por él. Tuve que ignorar los comentarios negativos. Tuve que aprender a creer en mí misma. Tuve que optar por superar todo eso y he tenido que trabajar duro. Tienes que ser indestructible para hacer lo que amas. A veces esa es la parte más difícil".

Finalmente, recordó lo que pasó el día que obtuvo el mejor papel de su vida: "Un día, me quedé con el papel de Rose en Titanic. La más improbable candidata al papel y que despachaba en una tienda de sandwiches, de repente estaba actuando en una de las más grandes películas. Puedes ser lo que tú quieras. Es posible superar tus miedos".

"He aprendido a aceptar mis defectos. Decidí que simplemente no quise escuchar cuando dijeron que mi cuerpo no encajaba. Esto es lo que soy, mi verdadero yo".