¡La violencia psicológica es denunciable! Esto puedes hacer para que sea más formal el requerimiento

Desafortunadamente, a pesar de que la violencia psicológica es una de las formas más comunes de violencia contra la mujer, todavía está naturalizada dentro de la sociedad, restándole importancia a los efectos negativos que esta le acarrea a las víctimas.

Por María Paula Suárez N.

La violencia psicológica es silenciosa, pero aleja a la víctima de su círculo social, la aísla y hace que deje de reconocer los recursos que tiene para contrarrestarla.

Seguramente alguna vez nos hemos preguntado por qué esa amiga, familiar o conocida sigue con esa pareja que la violenta. No comprendemos su actitud y decidimos abandonarla y dejar que continué con su vida, ¿pero hacer esto es correcto?

DESCUBRE MÁS

Fue violada por otra mujer y su pareja no le creyó.

Fisicoculturista avergonzó a mujer en el gimnasio y así le fue.

A las mujeres publicistas las siguen acosando como en "Mad Men".

La psicóloga Ana María Salamanca, de La Casa de la Mujer, en Bogotá, explica que muchas veces a las personas se les culpa de mantenerse en relaciones en las que hay violencia, y desde la culpa se inmoviliza la toma de decisiones, "y con las afectaciones adicionales es mucho más difícil transformarlas".

"Es importante entender que esto tiene impactos importantes porque involucra a una persona con la que se había establecido un vínculo afectivo, a la que se quiere", agrega.

Sin embargo, los imaginarios sociales legitiman estas expresiones de violencia y muchas veces cuando las mujeres se acercan a hacer las denuncias de estas violencias se encuentran con funcionarios que también están atravesados por estos imaginarios.

"La prueba de la violencia psicológica es todavía más difícil que la de la violencia física o la violencia sexual, y además, cuando se dialoga con un funcionario que no reconoce algunas de estas formas de violencia los procedimientos de denuncia son más complicados", comenta la psicóloga, quien dice que toparse con estas trabas desafortunadamente es algo regular.

Antes que nada hay que aclarar que en la ley 1257 de 2008, en Colombia, la violencia psicológica está tipificada como delito, por lo que se puede hacer una denuncia formal bajo el marco de la ley. Pero si se quiere que la denuncia sea más viable hay otra serie de elementos que se pueden tener en cuenta para hacer más metódico el requerimiento por este delito.

Uno de estos es conseguir un concepto psicológico y/o clínico, avalado por un profesional. Pero "más allá de un concepto clínico, la idea es hacer un correlato o una relación entre qué factor externo genera estos comportamientos (los expuestos en el concepto), porque muchas veces lo que pasa es que se privatiza la culpa o la responsabilidad sobre las mujeres, cuando hay un agresor externo que es quien genera todo este tipo de reacciones en el cuerpo de la mujer", dice la psicóloga.

"Es un concepto más técnico en el que se identifica cuáles son los hechos e impactos emocionales, pero también se hace énfasis en los físicos: como las alteraciones en el sueño, la alimentación, ataques de ansiedad, pánico, etc".

Algo que también puede ser útil es adjuntar a la denuncia mensajes de texto o de audio en los que el agresor ejerce este tipo de violencia, que contengan humillaciones y palabras que denigran y atacan. Así se podrán presentar posteriormente como pruebas, así como palabras de testigos.

¿A dónde acudir?

La Casa de la Mujer: es una organización social donde las mujeres pueden acudir para recibir asesoría psicológica como jurídica. Dependiendo del caso y la situación se puede agendar una cita con profesionales, sin ningún costo. Tel. 2218785

Casa de Igualdad de Oportunidades para las Mujeres:
Estos lugares son parte de una iniciativa de la Secretaría de la Mujer y están ubicados en 20 localidades de la ciudad, de Bogotá donde hay especialistas en psicología, trabajo social y abogados que trabajan desde un enfoque de género para acompañar a las mujeres víctimas de la violencia.