A las mujeres publicistas las siguen acosando como en "Mad Men"

Varias mujeres publicistas en Colombia denunciaron cómo sus agencias favorecieron el acoso sexual por parte de sus superiores.

Redacción Nueva Mujer

En "Mad Men", la icónica y multipremiada serie de los publicistas de los años 60, se veía una situación muy peculiar con las mujeres: tenían que luchar para ascender profesionalmente pero también para que las tomaran en serio. Y eso incluía el acoso sexual. 

De hecho, uno de los personajes principales, Joan, al final sale de McCann Erickson por tratar de frenar el acoso de uno de sus superiores. Y a pesar de que esto pasó hace 50 años, las cosas no han cambiado en nada para algunas jóvenes publicistas. Esto le pasó a la joven Oriana Castro, en Colombia, que fue acosada sexualmente por parte de uno de sus compañeros en Leo Burnett, entre 2012 y 2014. La empresa nunca tomó cartas en el asunto y en otros casos, peor aún, se puso de parte de los superiores hombres.

Oriana aguantó varios meses callada por temor a perder el empleo. Entró como practicante en 2012 y recibió la advertencia de varias personas de que le iban a coquetear. Tomó precauciones. Se cuidó del trago y comenzó a asistir a fiestas. Pero uno de sus compañeros comenzó a tocarla y a mirarle el trasero. También la silbaba y hacía que los demás lo hicieran. También se hablaban en código, entre ellos, para comentar sobre partes de sus cuerpos. 

Cuando ella denunció todo en Recursos HUmanos, uno de sus jefes la miró a los ojos y no dejaba de sonreír.  La culparon. Luego su acosador la culpó de hablar de él " a sus espaldas" y que "tomaba todo personal". Ella sufrió un desorden alimenticio por el estrés. La agencia afirma que la queja fue atendida y que la trataron con seriedad y profesionalismo. 

La joven renunció a la agencia en 2014 y hasta ahora se atrevió a comentar el tema. Otro empleado afirma que el acoso era diario. Otra joven llamada Mónica renunció a la misma agencia por lo mismo y por la laxitud de los directivos ante esos comportamientos. Hay un tipo de premios que hacían y a ella la nominaron como la "más tonta". Otra chica llamada Claudia, de la misma empresa que Oriana, sí asegura haber vivido en ese ambiente intimidante. Sin embargo, afirma que es un porcentaje pequeño para una agencia tan grande, relato el periódico colombiano "El Espectador".

Ante la denuncia publicada, otras publicistas salieron en defensa de sus lugares de trabajo. Sin embargo, la columnista Catalina Ruiz- Navarro mostró otros casos en su espacio que eran igual de graves. Muchos jefes de chicas acosadas mostraban como única opción callarse o salir de su trabajo. Antes, normalizaban ese comportamiento, mostrando cómo el acoso es algo que no se puede negar y que no solo es propio de la publicidad, sino de muchos espacios de trabajo.

 La columna la pueden leer acá.

¿Han sufrido algún tipo de acoso en su empresa y han tenido miedo de denunciar por perder su trabajo?