Mariana Loyola: “Se espantan por un par de garabatos y no por la normalización del machismo”

Conversamos con la actriz chilena en el marco del Día Internacional de la Mujer.

La actriz chilena, Mariana Loyola se ha declarado públicamente como feminista y en el último tiempo hemos visto defender enérgicamente sus convicciones sociales y políticas sin preocuparse por la opinión de quienes piensen diferente lo cual ha comenzado a diferenciarla en su escena.

Mariana es la protagonista de la nueva serie de Canal 13 “Papá Mono” donde interpreta a Francisca una mujer que es madre y debe trabajar para sostener su hogar sin la presencia de su ex pareja para colaborar.

Sin duda, desarrollar este personaje le ha obligado a analizar fuertemente la sociedad machista en la que vivimos.

En el marco del Día Internacional de la Mujer conversamos con la actriz sobre su postura en temas que atañen a nuestro género y a ella como una mujer en la cultura y principalmente la televisión que es la máxima fuente de perpetuación del sexismo y machismo en la sociedad actual.

-¿Qué opinas del tratamiento que da la televisión a los casos de mujeres violentadas, sexismo, feminismo, etc? ¿Crees que es hipócrita y/o oportunista?

En general los medios, no solo la televisión, minimizan la violencia de género, los femicidios, el sexismo, el feminismo. Sigue habiendo un patriarcado en los medios y eso es súper notorio. Diarios titulan “Murió por amor” o “Se sacrificó por él” en vez de poner “asesinato” o “femicidio” de frentón. No sé si es oportunismo o hipocresía, es machismo, puramente machismo.

-En EE.UU. muchas actrices se han manifestado contra la diferencia de salarios en relación a los hombres. ¿Cómo ves este tema en el mundo de las teleseries y el cine chileno?

En Hollywood las mujeres ganan un 30% o un 40% menos que los hombres. En Chile como aún no tenemos industria cinematográfica, si lo pasamos a las teleseries, efectivamente una mujer protagonista gana la mitad que un hombre en el mismo papel. Es una injusticia más. Es machismo. Lo terrible es que la mayoría de los que contratan a los actores son mujeres, son productoras. Llega a ser un poquito más doloroso en ese contexto.

1488314772papamono1660x650.jpg

Elenco “Papá Mono”.

-Falta muy poco para el estreno de tu nueva teleserie “Papá Mono”, justamente en ella interpretas a una mujer que es profesional y madre que debe hacer malabares para salir bien de todo con un ex que parece vivir en otro mundo. ¿Cómo trabajaste este personaje, cuáles son las mayores fortalezas que has decidido darle? 

El personaje de “Papá Mono” es Francisca, efectivamente yo creo que es una mujer bien reconocible. Su marido la dejó por otra más divertida y con más plata. La hicimos el invierno pasado entonces hay cosas que no recuerdo bien porque luego hicimos otros proyectos. Francisca está llena de energía, yo creo que representa a muchas mujeres en Chile no solo viudas, separadas o madres solteras. Sino mujeres casadas también, que finalmente deben hacerse cargo de la casa, los hijos y trabajar. El personaje lo trabajé desde la comedia y desde el exceso de energía. Es una mujer que viene un poco de vuelta. El papá de su hijo pasa a ser un hijo más, no la quisimos dibujar muy histérica que es el común. Lamentablemente, en televisión siguen escribiendo personajes bien prototipo de las mujeres y espero que eso cambie. Pero la Francisca es un personaje bien querible porque es sacrificada y quiere sacar adelante a su hijo y de pasada su propia vida.

-En tu cuenta de Twitter hiciste un comentario sobre los “machistas recalcitrantes” en el marco de la presentación de Chiki Aguayo en el Festival de Viña, ¿qué te pareció toda la polémica desatada en torno a su rutina y los comentarios que recibiste por apoyarla?

El comentario que hice en Twitter, no fue específicamente por la rutina de la Chiki Aguayo porque no la vi. El tweet era por la rutina del colombiano que me pareció de muy mal gusto, llena de machismo y de lugares comunes. Me da rabia que la gente que lee twitter no entiende lo que lee, yo jamás hablé de la Chiki ni de Jajá Calderón. Después leí cosas de que yo sí hablé de ellos y no es cierto. Se espantn por un par de garabatos y no por la normalización del machismo como lo que habló este tipo. Me parece indignante que gente que apoyó el Golpe Militar en Chile diga que la Chiki Aguayo es indecente y vulgar cuando por favor ¡es gente que apoyó abiertamente el Golpe! A ese doble estándar me refería cuando en ese tercer tweet hablé de los machistas recalcitrantes que alegaron porque son un grupo de trolls todos bien iguales, son hombres que tienen un huevo de foto de perfil, con un partido de fútbol como imagen de fondo y que no tienen ninguna herramienta para debatir que te mandan a la cocina, te ofenden y agreden. A ellos les hablaba.

-A raíz de esto, ¿Cuál es el precio que debemos pagar las mujeres que decidimos ser opinantes y defender los derechos del género?

El precio que debemos pagar no es tan alto, a mi me resbala, son comentarios hirientes y agresivos de hombres que no tienen herramientas y que no vale la pena discutir con ellos. El 90% de los tweet de esos comentarios eran de apoyo de hombres y mujeres. Siento que hay una corriente progresista y feminista, las cuales no tienen por qué se solo mujeres, recordemos que el feminismo no es ser superiores a los hombres sino tener igualdad de derechos. Creo que habemos muchos más pro-feministas que contrarios y esos últimos son agresivos y son una tropa de gente sin herramientas para debatir. Ellos me dan exactamente lo mismo.

-En el Día Internacional de la Mujer, ¿qué mensaje te gustaría entregar a mujeres y hombres en torno a esta conmemoración?

Para finalizar, en el Día Internacional de la Mujer, quiero insistir en que las mujeres merecemos tener igualdad de derechos civiles, somos tan necesarias como ellos, queremos sueldos justos, queremos ley de aborto, queremos que no nos violen más, que no nos maten, queremos divertirnos sin tener miedo, queremos igualdad de género. No queremos que nos piropeen ni nos manoseen en la calle, estamos hartas de eso. En general, las mujeres de mi edad o mayores queremos que nuestras hijas no sufran las consecuencias de vivir en un país y en una sociedad tan machista. Es eso es igualdad de derecho. Y te repito ser feminista es igualdad no es competencia.