El relato de la mujer violada por un carabinero en Chile

Es terrible su testimonio pero debemos hablar de esto. Se debe saber la verdad y exigir justicia.

En los últimos años el poder del feminismo se ha planteado un nuevo paradigma respecto de cómo debe ser tratada una mujer y del repudio de la violación sexual perpetrada por hombres de todas las clases sociales, nacionalidades y razas. En todas las culturas el abuso ha escrito y definido la historia de la evolución de nuestro género en la sociedad.

A pesar de tener claro que esto debe dejar de ocurrir, la realidad es otra y nos enteramos a diario de nuevos casos que se hacen incomprensibles frente a la situación actual y después de alzar la voz contra ellos. Como el de la chilena  de 43 años que recientemente acusó de violación a un funcionario de la Primera Comisaría de Carabineros de La Serena (Chile).

La mujer fue detenida tras una riña y llevada a la comisaría. Mientras se efectuaban los trámites, la mujer habría sido violada por su vigilante. Este es su relato:

Yo me desmayé adentro del calabozo. Me sentí mal, le dije al carabinero me siento mal y me voy a desmayar, el miró y no me hizo caso, me caí y como pude me senté en un banquillo y me recosté porque me bajó la presión. Cuando desperté, lo vi que se estaba arreglando los pantalones adentro de la celda, al lado mío. Y le dije asqueroso, ¿qué me hiciste, me violaste?

Después, empecé a reclamarle a decirle por qué lo había hecho, comencé a gritar y nadie me hacía caso. Me paré y seguía gritando, miraba que todos pasaban y nadie me ayudó, me miraban como que estaba loca.

Le dije asume lo que hiciste y ahí me dijo ‘disculpe señora, no haga nada por favor. Pídame lo que quiera, tengo contactos, yo la puedo ayudar en muchas cosas. Piense en mí, soy joven y tengo una hija’. En lo que le respondí, tu no pensaste en mí, también tengo una familia, lo que tú me hiciste no se le hace a ninguna mujer, menos a alguien inconsciente.

El carabinero pasó a control de detención acusado de violación. Quedó en libertad bajo firma quincenal, arraigo nacional y prohibición de acercarse a la víctima. La investigación durará 90 días. Mientras tanto, ella continuará reviviendo el trauma, una y otra vez.

Fuente: diarioeldia.cl