Sin escándalos o paparazzis: Angelina Jolie y su crecimiento como directora de cine

Ahora, Angelina Jolie está promocionando su nueva película “First They Killed My Father”, una historia sobre activismo y reivindicación.

De todas las estrellas de Hollywood, Angelina Jolie es de las que más brilla por su talento. Por supuesto, como vivimos en un mundo machista, ella ha tenido que probar que sus capacidades son aún más imponentes que su belleza y su trayectoria le ha dado la razón.

Los tabloides se esfuerzan por destacar su vida privada; hablan de sus relaciones, de sus rompimientos —ella misma declaró ahora sobre su ex Brad Pitt para callar rumores— pero no destacan todo lo que ha avanzando en su carrera como directora de cine.

Para una mujer, mantenerse vigente en una industria que siempre está buscando nuevos rostros, es complejo, por decir lo menos. Ahí está el ingenio de Angelina: aún sabiendo que su trabajo como actriz se valora, ella dio un paso más allá y se reinventó.

angelinajolie770x470.jpg

La Tribuna

Aunque su trabajo como directora y guionista en By the Sea ha sido comentario obligado en el último tiempo, coincidentemente, porque la historia es protagonizada por ella y su ex marido Brad Pitt, Jolie comenzó forjando su experiencia detrás de cámaras en el año 2007.

En el documental A Place in Time, Angelina muestra cómo es la vida en 27 lugares distintos del mundo y esa experiencia la comparte con otras celebridades que aceptaron participar en el proyecto: Anne Hathaway, Jude Law, Colin Farrell, entre otros.

Este trabajo fue un impulso importante para lo que se vendría. Con In the Land of Blood and Honey, film que se estrenó en diciembre de 2011, Angelina forjó con más potencia el deseo de abarcar temáticas humanitarias, sociales e incluso políticas en sus películas.

Pero su debut como directora y guionista no estuvo ajeno a polémicas. La historia ambientada en la ciudad de Sarajevo y sus alrededores, antes y durante la guerra de Bosnia, que cuenta la relación de amor entre un soldado serbio y una mujer bosnia musulmana, estuvo bajo el foco de los medios por una acusación de plagio.

A fines de 2011, el periodista croata James Braddock alegó que el guión de la película de Jolie era una copia de su libro The Soul Shattering (2007). Sin embargo, luego de una investigación, la jueza Dolly Gee estimó que no existía plagio, así que Angelina se libró de la demanda.

A pesar de estas polémicas y del descontento de muchos ciudadanos serbios por la forma en que Jolie abordó la temática, ella siguió adelante y comenzó a trabajar en más proyectos.

capitanmarvelcharlizetheroncomoprotagonistayangelinajoliecomodirectoralandscape.jpg

Fotogramas

Por experiencias que han marcado su vida, destacando su labor como embajadora de la ONU, Angelina desarrolló la trama de la película que la consagraría como una de las directoras más talentosas del momento.

Con Unbroken, demostró que la calidad es más importante que la cantidad. Al igual que en In the Land of Blood and Honey, Jolie se inclinó por la temática bélica que muestra la condición humana en situaciones extremas.

El guión, basado en la novela Unbroken: A World War II Story of Survival, Resilience, and Redemption, de Laura Hillenbrand, cuenta la historia de Louis Zamperini, un atleta olímpico estadounidense que debió representar a su país en la Segunda Guerra Mundial y que por circunstancias externas, es tomado prisionero por los japoneses.

un4.jpg

alemdomeumundo.com

Ahora, Angelina Jolie se dedica a promocionar su nueva y última película First They Killed My Father, producción original de Netflix.  

Además de ser directora, Angelina tuvo la oportunidad de trabajar junto a su hijo Maddox, ¿la razón? La película está basada en los relatos de la activista de los derechos humanos Loung Ung, sobre cómo logró sobrevivir en su niñez bajo el régimen de los Khmer Rouge, entre 1975 y 1979.

Al igual que Loung Ung, Maddox nació en Camboya, y es por eso que Angelina y su familia sienten una conexión tan grande con ese país.