“Cincuenta sombras más oscuras”: ¿Quién es el sumiso ahora, Mr. Grey?

Tuvimos la oportunidad de ver la película en una exclusiva función de prensa y definitivamente, está que arde. [Alerta Spoiler]

Miedo, confusión, desilusión: eso fue lo que sintió Anastasia Steele cuando se dio cuenta de que no podría lidiar con las reglas y exigencias del atormentado —pero irresistible— Christian Grey.

Lo amaba, estaba loca por él, pero no lograba entender cuáles eran esos secretos que le impedían tener una relación normal, libre de látigos, sometimientos y contratos.

En Cincuenta sombras de Grey, se exhibe lo superficial: sabemos que Grey siente placer sexual sometiendo a Ana, pero en Cincuenta sombras más oscuras, comenzamos a comprender las causas, todo ese mundo emocional que fue corrompido en su infancia, hecho que moldeó su personalidad y su forma de relacionarse con los demás.

fiftyshadesdarker9.jpg

Fifty Shades Darker – WordPress.com

Hoy, jueves 9 de febrero, es el estreno mundial de la segunda parte de la adaptación cinematográfica de la exitosísima novela erótica de E.L. James, y las expectativas de las y los fanáticos son diversas.

A pesar de que la trilogía literaria encantó a millones de lectores, la primera película dejó mucho que desear, según los más exigentes. Ahora, bajo la dirección de James Foley —también gestor de la exitosa serie House of Cards— existe una nueva oportunidad para atrapar a la audiencia del séptimo arte.

¿Cuál es el veredicto? Tuvimos la oportunidad de ver Cincuenta sombras más oscuras en una exclusiva función de prensa y definitivamente, se nota el trabajo del nuevo equipo, y sobre todo, de Niall Leonard, guionista de la película y marido de E.L. James.

La segunda película de la trilogía comienza resolviendo conflictos, juntando piezas que no calzaban y que impedían que la relación de Christian y Anastasia proliferara.

Se muestra a una Anastasia más segura de sí misma, no tan inocente, que exige respuestas, pero que también sabe que no puede saltarse pasos para entender a Christian.

En esa dinámica, Mr. Grey decide abrirse con ella, pero siempre manteniendo los límites. Los espectadores podrán entender parte de los traumas de la infancia de Christian, esas sombras que tienen que ver con sus padres biológicos, y el desarrollo del personaje apunta a eso: a no juzgar a un libro sólo por su tapa, sino que a leer entre líneas, con mucha paciencia para entender los códigos.

Christian y Anastasia no pueden resistir esa química sexual que existe entre ellos y la viven con intensidad, pero las reglas cambian. Anastasia no acepta ser una posesión de Christian, y él parece dispuesto a cambiar esos viejos patrones que incluyen relaciones pasadas con otras mujeres o “sumisas”. Y de hecho, una de esas mujeres aparece nuevamente en la vida de Grey para confundir a Ana.

A diferencia de Cincuenta sombras de Grey, esta película logra penetrar con más fuerza en la mente femenina. El sadismo, concepto que el mismo Christian usa para autodescribirse, aún existe, pero no se trata sólo de eso. Hay sexo con conexión emocional, con sensualidad y eso captura la atención.

fiftyshadesdarkermovienews.jpg

PopSugar

Ana logra que Grey explore la sexualidad desde otro punto de vista y eso también permite que ella se sienta más confiada de divagar en el “cuarto rojo” de Christian, ese donde guarda sus juguetes sexuales y artículos de sumisión que le causan tanta curiosidad.

La mujer que inició a Christian en todo este mundo de sadismo sexual, interpretada a la perfección por Kim Basinger, se siente amenazada por la presencia de Ana. La “Señora Robinson” hará lo posible por convencer a Anastasia de que todo este romanticismo y compromiso de Christian es falso, pero ella se defiende, no se deja amedrentar.

¿Qué pasará con Ana y Christian? Les podemos adelantar que los papeles se invertirán, que él se arrodillará ante ella y que Ana será la que guiará lo que sucederá más adelante. De todas maneras, él seguirá sorprendiendo a Anastasia (y a todas nosotras) con su expertiz en el sexo.

nef1v429lewxih1b.jpg

MovieWeb

La película incluye a nuevos personajes que tienen distintos roles, siempre enfocados en remecer lo que Ana y Christian han logrado construir. Eso puede ser punto de conflicto, pero sólo uno de ellos parecerá tener real influencia en la historia: un hombre que no soporta haber sido humillado por Grey, y que buscará venganza.

Podemos decir que la película nos sorprendió positivamente. El diálogo es más dinámico, la producción permite que los personajes se desarrollen en otros ambientes, el vestuario es perfecto y las escenas de sexo son muy eróticas, y para nada burdas.

Si quieren tener una noche bien apasionada el 14 de febrero, les recomendamos que vayan a ver la película en pareja. Definitivamente, van a sentir ese calor que los actores logran transmitir a través de la pantalla.