Las princesas sí afectan el comportamiento de las niñas

Un estudio determinó que sí hay un incremento de actitudes femeninas estereotipadas

Por Redacción Antes de Eva

En su libro autobiográfico Bossypants, la comediante feminista Tina Fey, narró como su hija prefiere a las princesas que son rubias sobre las castañas, aunque tanto ella como su madre tienen el cabello café. Tina contó cómo al cuestionar a su hija sobre su preferencia, la niña sólo atinó a decir que le gusta más Cenicienta que Blanca Nieves por su cabello.

DESCUBRE MÁS

 

Esto no es sólo una anécdota, es la regla en cuanto al impacto de los medios masivos en los comportamientos de las personas. Un reciente estudio encabezado por Sarah Coyne, catedrática de vida familiar de la Universidad de Brigham Young en Utah, Estados Unidos, reveló que las princesas de Disney sí alteran el comportamiento de las niñas, reportó el New York Times.

El estudio publicado en la revista especializada Child Develpment observó que sí hay un crecimiento a largo plazo en las actitudes femeninas estereotipadas en niñas que interactúan con el mundo de las princesas, tanto a través de juguetes como de productos mediáticos como películas, series, comerciales, etc.

La investigación comprobó que sí hay un impacto en las conductas de la infancia, además de que estas alteraciones son motivadas por los medios.

Al respecto, Rebecca Hains, académica de estudios sobre medios en la Universidad Estatal de Salem, quien escribió el análisis The Princess Problem (El problema de las princesas), agradeció la existencia de investigaciones cuantitativas que respalden el argumento de cómo la narrativa de las princesas influye en las niñas y las deja inmersas en una cultura que privilegia la apariencia.

Las representaciones que se hacen de las mujeres a través de los medios y de la industria de juguetes afectan la percepción que las niñas tienen de su género. Mattel es una de las empresas que recientemente tomó conciencia de esto y en consecuencia lanzó la primera Barbie lesbiana, creada con inspiración en la campeona de futbol estadounidense Abby Wambach.

Imagen foto_00000001