“El lado oscuro de la maternidad”, testimonio de una mujer con depresión postparto

Una enfermedad que no todas las mujeres se atreven a compartir.

El embarazo, luego el parto para terminar en la completa y absorvente maternidad, sin duda, es uno de los trabajos más duros que alguien puede experimentar y además, dura para toda la vida. Sinceramente, no sé cómo las mujeres han logrado mantener a la humanidad vigente.

De acuerdo a los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la depresión postparto es muy frecuente. Afecta a una de cada seis mujeres que dan a luz.

Una de las mujeres que han vivido esta compleja enfermedad es la joven madre de 23 años, Alexandra Kilmurray, quien quiso compartir su testimonio con el fin de apoyar a otras mujeres que experimentan la misma situación e invitarlas a pedir ayuda si la necesitan.

“Quiero que otras madres sepan que la depresión posparto y los cambios físicos pueden ocurrirle a cualquiera. Desearía haber podido saber que la maternidad es más que amar de tu bebé, que hay otros sentimientos. Cuando tuve a mis bebés me sentía tan culpable por cómo me sentía… Ojalá hubiese sabido que todos esos sentimientos eran válidos, que estaban bien”, comentó a The Huffington Post en una entrevista.

Para lograr transmitir su mensaje y testimonio, Alexandra compartió en su Instagram, una imagen donde aparece con la barriga al aire donde se ven los estragos que le causó el embarazo, como estrías y piel flácida. A su lado aparece uno de sus dos hijos (uno de 18 meses y otro de 5).

Junto a una de las fotos que se ha viralizado esta joven madre escribió el siguiente mensaje:

“Sé que muchos de ustedes estarán pensando: “¿por qué publica esta foto?” Pero he tardado 18 meses en llegar hasta aquí. 18 meses para no llorar cuando me miro en el espejo. 18 meses para sentirme de nuevo guapa en mi nueva piel. Nadie te advierte del lado oscuro de la maternidad y el embarazo, nadie te avisa de lo mucho que vas a cambiar física y mentalmente después de convertirte en madre. El postparto ha sido un largo y difícil camino para mi. 18 meses después de que mi primer hijo naciese y 5 desde que lo hizo el segundo, al fin siento que puedo ver la luz y, sinceramente, es algo maravilloso. Un aplauso para todas aquellas madres que están luchando contra la depresión postparto y aún así se levantan cada día por sus hijos. Un aplauso para las madres que aún lloran por las marcas que se han quedado en sus pieles después de haber tenido a sus perfectos bebés. Un aplauso por la maternidad, por saber que esto pasará y las cosas mejorarán”