¿Qué tan fácil es acceder a un aborto legal en Colombia?

Por orden de la Corte Constitucional, no debería haber dilaciones, pero existen diferentes barreras que impiden que mujeres accedan a este derecho en la tres modalidades que la ley lo permite.

Por María Paula Suárez N.

Ya se han cumplido 10 años desde que el aborto es permitido siempre y cuando el embarazo constituya peligro para la salud o la vida de la mujer, cuando exista grave malformación del feto que haga inviable su vida, o cuando el embarazo sea el resultado de una conducta debidamente denunciada, constitutiva de acceso carnal o acto sexual sin consentimiento. Sin embargo, no existen cifras claras de cuántos abortos legales se han practicado en Colombia, y en cambio, los procedimientos clandestinos parecen estar a la orden del día, poniendo en riesgo la vida y la salud de las mujeres.

DESCUBRE MÁS:

Trump da su primer golpe contra las mujeres y el aborto en el mundo.

En Texas, las mujeres están obligadas a enterrar los restos de sus abortos.

Niña de 9 años abusada por su padre lo graba porque nadie le creía.

"No existen unas cifras oficiales confiables para saber el impacto que los abortos clandestinos siguen teniendo", dice Cristina Rosero, abogada de la ONG internacional Women's Link, que tiene presencia en Colombia.

"Al momento, en entidades como Profamilia y Orientame, dicen que se han practicado 52 mil abortos legales en los últimos 10 años. Eso, solo en estas dos clínicas, sin contar con las estadísticas oficiales de las demás entidades de salud en el país", dice Rosero. Pero esta cifra es muy baja comparada con los 400 mil abortos clandestinos que, se estima, hay anualmente en Colombia.

Los obstáculos y trabas

La abogada Natalia Poveda de La Mesa por la Vida y la Salud de Las Mujeres, organización que hace acompañamiento a quienes han tenido problemas con la interrupción del embrazo bajo las mencionadas tres causales, dice que los obstáculos para que se cumpla este derecho son varios, y en algunos casos, absurdos.

La principal razón, explica, es que existe desconocimiento de que es permitido el aborto en estas tres causales, no solo por las mujeres, sino también por parte de instituciones, funcionarios y EPS, lo cual obstaculiza la solicitud legal de este procedimiento.

"Hay imposición de requisitos adicionales", dice por su parte Cristina Rosero. "Por cada una de las tres causales solo se puede pedir un requisito, pero hay muchos casos en los que las entidades piden más que eso, como autorización de terceros (esposo, padres), certificados de Medicina Legal o de juntas medicas".

Cabe aclarar que para solicitar un aborto por caso de violación solo se necesita una copia de la denuncia penal, y para los otros dos casos, una certificación médica, que muchas veces los médicos se niegan a dar.

Otro de los grandes obstáculos es la mala utilización de la objeción de conciencia. La Corte Constitucional ordenó que esta solo se puede hacer de forma individual, por el profesional que realiza el procedimiento, y con la obligación de remitir la paciente a otro médico que si lo haga.

"Esto no se está cumpliendo: hay muchos departamentos en donde el único ginecólogo disponible se declara objetor y no se atiente a las mujeres", dice Rosero.

Por la misma Línea, Natalia Poveda asegura que hay entidades que ni siquiera tienen un profesional apto para hacer este tipo de procedimientos. "Y mientras no haya un acompañamiento y vigilancia en ese tema pues todavía habrá incumplimientos a las ordenes legales".

Y además, hay agresiones. "Hemos tenido casos muy graves en los que se termina hostigando a las mujeres con violencia. Las encierran en el consultorio a que vean videos de aborto, o les hacen acciones que terminan victimizándolas y juzgándolas por decisiones personales de quien las está atendiendo", dice la vocera de la Mesa por la Vida y la Salud de las mujeres.

Las voceras concuerdan en que el problema de acceso también radica en la falta de recursos. Una mujer con mejor condición económica puede acceder más fácil a la practica de un aborto que una que solo depende de la red pública.

La anulación de directrices por parte del Consejo de Estado

A las trabas mencionadas anteriormente se le suma que en las últimas semanas el Consejo de Estado anuló parcialmente tres puntos de la Circular 003 de abril de 2013, expedida por la Superintendencia de Salud, que actualmente imparte las directrices a clínicas y hospitales para practicar abortos en las condiciones que está permitido por la Corte Constitucional, lo cual se puede presentar para malinterpretaciones acerca de la obligatoriedad de la prestación del servicio.

Natalia Poveda dice que aunque la El Consejo de Estado no quitó lo que ya la corte ha establecido, "lo que sí es peligroso es la interpretación que puede llegar a tener esto por parte de quienes siempre han querido obstaculizar o abstenerse de prestar estos servicios".

El Consejo de Estado anuló los puntos 2, 4 y 11 de la mencionada circular, pues resolvió que al emitir este documento la Superintendencia se extralimitó en sus funciones.

En el fallo se advierte que estos puntos no deberían ser parte de la circular, pero en nungún momento avala que personas jurídicas, EPS, IPS, y personal administrativo puedan hacer objeción de conciencia, por poner un ejemplo de uno de los temas que generan más polémica.

Los otros dos puntos hacían referencia a tiempos de respuesta obligatorios y a que las entidades de salud tenían prohibido realizar juntas para aprobar abortos legales que tomaran tiempos injustificados, exigir a menores de 14 años un permiso, exigir exámenes adicionales para negarse a hacer las interrupciones de los embarazos.

Sin embargo, el mismo fallo dice que sigue siendo obligatoro prestar el servicio a las mujeres que lo solicitan, en las tres causales que aprueba la ley.

Por esa razón, para Women´s Link, esto no es un problema:

"Nosotros consideramos que las reglas puestas por la Corte Constitucional siguen intactas. El Consejo de Estado lo que hizo fue pronunciarse frente a una circular que daba directrices. Ciertos temas no debían estar en esa circular por un tema de competencia, que es un tema meramente formal, pero en ningún momento modificó alguna de las reglas que la Corte Constitucional estableció. La objeción de conciencia no es institucional, y todas las entidades siguen estando obligadas a seguir la regla".

 

te recomendamos en video

Y en Imágenes

Imagen foto_00000002