Ada Monzón, una inspiración para las mujeres en las ciencias

La meteoróloga se ha convertido en un ejemplo a seguir para otras féminas.

Por: Redacción de Nueva Mujer

La película Hidden Figures, que expone la problemática racial y de género que existe dentro de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), podría trasladarse a suelo boricua. 

Y es que la historia se basa en la superación de una mujer a pesar de los obtáculos que se le presentan durante el trayecto. Al conocer la trama, la meteoróloga, Ada Monzón, se identificó.

Desde muy pequeña, su pasión por el estudio de las nubes, la lluvia, los rayos, los truenos y las inundaciones era incontenible. Así que Monzón no descansó hasta lograr su sueño.

"Prácticamente desde mis siete años yo sabía que quería ser meteoróloga. Disfrutaba mucho todo lo que estaba relacionado a las condiciones del tiempo y a través de mi familia y escuela tuve la oportunidad de desarrollarme al adquirir libros que hablaban específicamente de meteorología. Esto era realmente fascinante para mí, por lo que me interesé mucho en el área de las ciencias", expresó la meteoróloga.

       DESCUBRE MÁS:

 

Antes de comenzar, la puertorriqueña sabía que era una profesión dominada por el género masculino, pero eso no la detuvo a continuar adelante con su sueño. Tras su motivación, reflexionó en que su decisión podría servir como un modelo de conducta para que otras mujeres se animaran a dar paso un firme en la profesión y así fue.

Por eso dijo sentirse identificada con Hidden Figures y lo describió como un filme inspiracional para mujeres que tienen aún algún temor de tomar una decisión para iniciar su carrera en el campo científico.

Además, consideró que las mujeres "aportamos una gran sensibilidad, experiencias, puntos de vista y talento para estas disciplinas, porque para las ciencias se necesita la capacidad de observar y de cuestionar. Yo creo que nosotras aportamos en gran manera y en ningún momento nos debemos ver intimidadas, pues en nuestras manos está la capacidad de descubrir e innovar."

La puertorriqueña aprovechó para compartir las oportunidades de la mujer puertorriqueña en la industria su incremento en comparación a hace unos 30 años.

"Estos trabajos cada vez son más tentadores para mujeres y se ha visto como en Puerto Rico ha incrementado en gran manera el número de mujeres en la industria. Por ejemplo, podría decir que ahora son más mujeres las que se certifican del programa de meteorología de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, pero, en general, hay una disparidad de participación de las mujeres en carreras de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas. Hay que motivar y apoyar para seguir desarrollando talento."

En lo que respecta al modelo de conducta en el ámbito personal y profesional, su mejor modelo ha sido mantenerse firme y dar una imagen de respeto y credibilidad.

"Lo más que cuesta en la vida es ganarse el respeto y la credibilidad de las personas, y se puede ver en Hidden Figures, cuánto le costó a esas mujeres. Mi modelo de conducta siempre ha sido la ética, mantenerme intachable; la perseverancia, disciplina y pasión con las que hago las cosas y proyectos, sin desatender mi familia y manteniendo mis valores. Eso es lo que me ha dado éxito en la vida", añadió Monzón.

También, aprovechó el espacio para exhortar a las mujeres a que puedan absorber características de las protagonistas del filme. "Ellas mantuvieron la tenacidad, fueron perseverantes y tuvieron el atrevimiento a pararse firmes y a creer en sí mismas, a pesar de las limitaciones de género, raza y subestimación", concluyó.

¿Cómo Ada Monzón llegó a ser Ada Monzón

La boricua comenzó sus estudios en la Universidad de Puerto Rico y obtuvo un grado en Matemáticas con concentración en Física. Monzón relató que de primera instancia su sueño no se hizo posible porque en Puerto Rico no se podía estudiar meteorología.

Sin embargo, esto no fue motivo para que desistiera de su sueño y se dedicó a asistir como voluntaria en los veranos al Servicio Nacional de Meteorología para tener una primera experiencia y familiarizarse con operaciones que le ayudarían a fortalecer sus conocimientos para cuando diera paso a su carrera graduada.

La meteoróloga, más tarde, continuó sus estudios de maestría de meteorología en Florida State University, donde logró desarrollarse profesionalmente, prepararse y conocer más a fondo sobre su pasión y, más importante aún, convertirse en la primera mujer meteoróloga puertorriqueña. Cabe destacar que cuenta con una especialidad única en la Isla en meteorología tropical, la cual obtuvo en esta institución.

Además de ser meteoróloga, es fundadora del proyecto "EcoExploratorio: Museo de Ciencias de Puerto Rico", el cual ata sus pasiones, las ciencias y la educación, ya que tiene el propósito de educar y fomentar el interés por el campo de las ciencias.