¿Te sientes utilizada? No te relaciones con manipuladores

Todo se trata de ellos, siempre creen que tienen la razón, son tercos y no aceptan que pueda existir puntos de vista diferentes a los suyos

Si el mundo fuera perfecto, todos creeríamos en las intenciones de los demás. No dudaríamos, tampoco tendríamos miedo que ellos hablaran de nosotros a nuestra espalda: existiría confianza plena.

La realidad es que el mundo está poblado por seres humanos y por esa condición, fallamos. Pero una cosa es cometer un error, y otra muy distinta, es tratar de controlar a los demás para tu propio beneficio.

A veces nos cuesta un poco identificar las actitudes de un manipulador, porque no siempre son tan evidentes. Suelen hacerte creer que son tremendamente empáticos, que te conocen como la palma de su mano y que por eso, podrán ayudarte.

Pero, en realidad, pretenden utilizarte para lograr sus propias metas: no es colaborativo y recíproco, es unilateral.

raw-1.gif

Tenor

Radiografía de una manipulación

Este post no pretende impulsarte a que te conviertas en una persona desconfiada, que siempre va a la defensiva. Es más bien, un llamado de atención para que estés atenta, porque cuando estás con una persona manipuladora, puedes salir herida.

– Un manipulador no habla mucho de sus sentimientos, no se abre emocionalmente, porque para ellos, eso es mostrar debilidad.

– Pueden parecer encantadores, hasta que no haces lo que ellos quieren. Te van a convencer de que tú eres la responsable del problema, haciéndote sentir insegura.

– Todo se trata de ellos, siempre creen que tienen la razón, son tercos y no aceptan que puedan existir puntos de vista diferentes a los suyos.

– No son capaces de construir lazos o relaciones reales con otras personas, y si lo hacen, no respetan tu individualidad, no les interesa.

cn4x1a5.gif

Tumblr

– Como acuden a cualquier recurso para controlarte, en un principio, van a destacar tus cualidades. Te van a decir que eres maravillosa, pero luego, no lo dirán. Sólo querían manipularte, y sabían que como eres una buena persona, caerías.

– Si tienes dudas y no sabes si una persona es manipuladora o sinceramente empática (los manipuladores quieren que pienses que son empáticos), fíjate en cómo hablan de otras personas. Cuando converses con ellos, probablemente hablarán mal de otra gente, y esa es exactamente la forma en que hablan de ti con otras personas. Les gusta crear dramas, poner a la gente en contra. Una persona empática no habla mal de los demás a sus espaldas.

– No te esfuerces demasiado en convencerlos o probarles quién eres. Por más que lo intentes, a ellos no les interesa. Se quedarán con la opinión de ti que más les conviene.