Gringos en Chile (2 parte): Trump en la Casa Blanca

En octubre pasado conversamos con “gringos chilenos” sobre las elecciones de Estados Unidos. Nos juntamos nuevamente –todos eran pro Hillary Clinton– para conocer cómo sienten la inminente llegada a la presidencia del polémico líder republicano.

  En nuestra edición del 11 de octubre pasado realizamos un artículo sobre qué pensaban algunos norteamericanos residentes en Chile respecto a las elecciones en su país y su visión de los entonces candidatos Hillary Clinton y Donald Trump. Algunos más convencidos que otros, todos manifestaron su apoyo y voto a la candidata demócrata. Sin embargo, sorpresa –para ellos, para nosotros y probablemente para muchos– triunfó Trump, seguramente el más polémico de los candidatos al sillón presidencial más poderoso del mundo… A sólo un par de días que asuma como Presidente, esto piensan nuestros entrevistados.

Jane Morgan, la empresaria
"Jamás pensé que Trump iba a ganar, hasta el último minuto, porque veía que más gente apoyaba a Hillary, y no a Trump. Como la escuché en los debates, la encontré bien seca, creí que era muy capaz… Quizás no fue la mejor candidata contra Trump, pero capacitada sí estaba. Entonces, cada vez más me convencí que ella ganaba. La noche del 8 de noviembre me acosté tranquila, pensando 'se ve difícil, pero igual va a ganar Hillary'. Por mi guagua desperté a las 4 de la mañana, de inmediato miré mi celular y te debo confesar que me dolió la guata. Literalmente me dolió la guata; no lloré, sí sentí ganas de llorar, pero no lo hice. Tenía dolor de estómago, me quedé mirando a mi hijo diciéndome '¿en qué mundo estamos?'. Esa mañana escribí en Twitter 'Agradezco que mi hijo es chileno', y pensando '¡debo sacar el pasaporte chileno!'. De hecho tuve muchas respuestas. Pero pensé en eso: 'mi guagua, que tiene 8 meses, prefiero que esté aquí que en EE.UU durante los próximos 4 años, porque no se sabe lo que va a pasar"".

La exitosa dueña de las tiendas Japi Jane tiene varias preocupaciones, sin embargo, su mayor temor está relacionado con el medioambiente. "Mi gran temor y el tema que más me preocupa es referido al medioambiente. Tenemos a alguien que no cree en la ciencia respecto a la situación del cambio climático. Todos los científicos dicen que estamos contra el tiempo, que ni siquiera el Acuerdo de París es suficiente (convenio mundial sobre el cambio climático que se alcanzó el 12 de diciembre de 2015), costó mucho que lo firmara EE.UU, ¡y Trump quiere salirse del acuerdo y quemar más carbón! O sea, ¡de qué estamos hablando! Somos el país que genera más contaminación, y en vez de ayudar al mundo y reducirla, quiere generar más, ¡aumentarla! Eso afecta a todos, es un temor para el futuro de los seres humanos. Me preocupa también el tema del racismo, el que sea un misógino, ¿qué va a pasar con los derechos de las mujeres y la igualdad de género? Todas esas cosas, aunque ha bajado su discurso en este último tiempo, pero tampoco ha sido un cambio radical… Un cambio de ley o de una política que afecta a la gente es relevante, pero lo otro afecta al mundo, al planeta en general. Esos son mis dos mayores temores, medioambiente y el contexto polarizado de los EE.UU que no es algo sustentable, es muy complicado".

Para el artículo de octubre de 2106, Jane nos comentó que su papá votaría por Trump. "Pero era como un chiste, porque era obvio que no iba a ganar. Ahora quedamos de acuerdo en que no hablaremos de política por 4 años, ¡porque de verdad me voy a enojar! O sea él dice 'veamos qué pasa, este es un experimento'. No lo toma como algo grave y encuentra que estoy exagerando. Al final me dice que debo bajar las revoluciones, que no puede ser tan terrible… La verdad, espero que no lo sea. Lo que yo digo, como muchos lo hicieron vía Twitter, es que 'soy un poco menos orgullosa de ser gringa con esto'. De verdad me da un poco de vergüenza, eso es lo que siento, y espero que no sea tan terrible… Veamos qué pasa".

David Wadsworth, consultor gastronómico
"Me quedé hasta tarde viendo los resultados. Mi reacción era de sorpresa durante las elecciones, sorpresa porque estaba tan cerca la pelea. Luego empecé a darme cuenta que en realidad Trump iba a ganar. Reaccioné tratando de educar a algunos por las redes sociales cuando de pronto vi tantos votantes por Trump comenzando a aparecer… Durante las elecciones esa gente no decía nada públicamente porque no esperaban ganar, su voto estaba encubierto, pero al hablarles uno se daba cuenta que en realidad ellos votaron sin haberlo visto con un ojo crítico, o sea, ni siquiera tenían claras las propuestas de Trump, porque en realidad nunca dijo cuáles eran sus políticas, más que en generalidades.

¿Qué es lo que más te preocupa o da miedo?
Mis principales preocupaciones, miedos no porque no sirven de nada, son el retroceso a un tiempo donde ser racista o sexista estaba aceptado públicamente. Hay que ser realista y entender que hay racismo y sexismo en todo el mundo, pero que al menos no sea algo aceptable en público, lo que genera que con las generaciones va desapareciendo de a poco. Cuando la gente puede discriminar abiertamente a otra gente basándose en su forma física (raza, color, sexo) es cuando empezamos a dejar que los miedos y odios sean la única y real razón para discriminar y aislarnos entre iguales. Cuando estamos aislados y llenos de miedo es cuando las cosas terribles pasan, como las guerras.
"Mis expectativas son que la gente que se opone a la presidencia de Trump no se quede quieta y deje que este miserable hombre cambie nuestra cultura. Porque nuestra cultura es en realidad abierta y tolerante, pese a lo que se piense afuera. No somos racistas, apoyamos a la gente diferente en su lucha por la igualdad, es por lo mismo que tantos cambios en la cultura de igualdad han comenzado en EE.UU… Por ello es tan importante no retroceder, abruptamente, las ganancias en la igualdad que tanto costaron. Espero que siguamos demostrando que somos una cultura de gente buena y que luchamos sin cansarnos contra quienes usan el miedo y el odio para tenernos peleando entre nosotros y no contra el enemigo real, que es el sistema donde los intereses de la plata tienen más peso que los intereses de la gente y del medioambiente".

El consultor gastronómico, que reside en Chile hace más de 15 años, tiene una visión bastante pesimista y crítica de lo que se viene para los norteamericanos: "Puros cambios malos. Malo para el medioambiente, malo para los inmigrantes, malo para la desigualdad entre las clases socioeconómicas y malo para el pueblo estadounidense y nuestro relación con el mundo exterior".

James Foster, el músico
En octubre pasado fue quien dijo que le parecía improbable, aunque "no imposible" que Trump ganara las elecciones. Recordando la noche del 8 de noviembre pasado cuenta que "obviamente me sorprendió que llegara a ser elegido Trump. Estaba en un bar con un amigo –también norteamericano– que se molestó tanto cuando salíamos que lanzó lejos su bicicleta, la que terminó dañada por su rabia. Para mí no fue algo como 'es el fin del mundo', pero sí me quedé pensando '¿qué hacemos ahora, qué nos viene ahora?' … Las redes sociales colapsaron con la noticia señalando básicamente lo terrible que era el triunfo de Trump. La razón principal por la que apoyaba a Hillary era por la elección del candidato a la Corte Suprema, y eso lo que me sigue dando mucho susto, pensar en la elección que Trump hará. Eso es lo peor…, por el poder que tiene la Corte Suprema".

¿En qué has centrado tu atención post triunfo de Trump?
En las personas que ha ido eligiendo en los puestos claves. Y no estoy para nada conforme con algunos de ellos, como Jeff Sessions, el Fiscal General. Él es de esa vieja escuela que se opone a lo ya obtenido, por ejemplo dice que la "buena gente" no fuma marihuana y está muy en contra de su consumo… ¡Y tenemos 28 Estados en que está permitida! Está autorizado comprar marihuana para uso medicinal, y en 8 Estados existe la opción para uso recreacional. Entonces se genera una batalla entre los Estados –que en EE.UU funcionan de forma independiente, con leyes propias– y el Gobierno Federal. Y ese es un tema muy relevante ahora, porque históricamente los propios republicanos han luchado mucho por la independencia y los derechos de los Estados. Entonces lo que viene es bastante curioso, porque varios de los Estados no van a querer tener nada que ver con las decisiones que tome el Gobierno, especialmente las referidas a las libertades.
El músico es muy crítico del papel de los medios de comunicación en esta elección: "Para mí el fracaso más evidente de todo este proceso fue la prensa, que se enfocó mucho siempre en lo que dijo Trump, en lo que dijo Hillary, y no en lo que iban a hacer. La prensa se concentró en los tipos de personas que son, y no en sus planes. Y eso fue una falla muy grande, ahora nadie tiene confianza en la prensa, porque es muy evidente que no tienen la libertad para reportear las noticias como corresponde".

Está convencido que con el tiempo los republicanos –y quienes votaron por Trump pensando en una vida mejor– se darán cuenta de que no será así. "Los republicanos estarán muy decepcionados, y viene una batalla tremenda durante los próximos 4 años. En todo caso lo bueno es que 4 años no es mucho tiempo para hacer cambios, especialmente en un país donde hay mucha burocracia, donde hay muchas cosas que impiden cambios grandes en corto tiempo", concluye.

El fin de la era Obama
En su discurso de despedida, realizado el martes 10 en la ciudad de Chicago, el presidente Barack Obama, que deja el cargo luego de 8 años, dijo: "Todos nosotros, independientemente del partido, debemos lanzarnos a la tarea de reconstruir nuestras instituciones democráticas". Y refiriéndose a lo que viene con el nuevo Gobierno, señaló que "depende de todos nosotros asegurarnos que nuestro Gobierno pueda ayudarnos a acometer los muchos desafíos que todavía enfrentamos".