#Notedaverguenza ser parte de la violencia sexual? Una campaña necesaria y urgente

Enfocada en concientizar principalmente en el público masculino habla “sobre su responsabilidad en la reproducción de la violencia sexual que sufren niñas, jóvenes y mujeres del país”

El acoso callejero que sufren las mujeres a diario en Chile, y el mundo en general, es una situación que no se condice con los tiempos que estamos viviendo, donde la reivindicación de los derechos y respeto a la mujer -igual que al hombre- deben ser concientizados por toda la población.

En la lucha por erradicar esta violencia sexual de las calles se encuentra desde noviembre de 2013 el Observatorio Contra el Acoso Callejero de Chile (OCAC Chile) que acaba de lanzar una interesante campaña para continuar desarrollando este trabajo de concientización y visibilización de esta problemática.

#NoTeDaVergüenza es el nombre de la estrategia impulsada por esta entidad y que está enfocada principalmente en el público masculino que habla “sobre su responsabilidad en la reproducción de la violencia sexual que sufren niñas, jóvenes y mujeres del país” detallan en el sitio web oficial de la campaña.

Por medio de un video; con ilustraciones de Maritza Piña, la animación y montaje de Víctor Paredes, locución de Jorge Velasco y el guión de OCAC Chile, FCB Mayo y Eme Masculinidades; se presentan tres situaciones a la que las mujeres estamos expuestas constantemente a lo largo de nuestra vida: hombres que reenvían fotos sexuales filtradas por por chat, acoso callejero y abuso sexual de una mujer ebria que no está en sus cabales para decidir si en realidad quiere o no ser parte de esa situación o sea ¡VIOLACIÓN!

La consigna es “Si no hay consentimiento, es violencia sexual”,  frase que aúna las tres situaciones antes nombradas.

acosointerior660x650.jpg

Las directrices para educar a los hombres respecto de estas temáticas son las siguientes:

  • No tomes ni difundas imágenes o videos sin la autorización de todas las personas involucradas. ​
  • Denuncia a quien vulnere el espacio íntimo de otras personas.
  • Nunca culpes a la víctima.
  • No uses tu jerarquía para violentar los derechos sexuales de otra persona.
  • No te guíes por estereotipos machistas.

Testimonios

Uno de los detalles más conmovedores de esta campaña son los testimonios reales y anónimos de mujeres que han experimentado este tipo de situaciones y que cuentan cómo se sintieron cuando les ocurrió. A continuación, les dejo algunas de las historias destacadas por esta importante y necesaria campaña.

“Fui acosada camino a mi trabajo, cuando llegué le comenté lo que sucedió a mis jefes y ellos dijeron: “Es tu culpa por como andas vestida”. Esa respuesta me dio mucha rabia, frustración e impotencia”.

“​Miré de reojo su celular y vi que envió la imagen de mis pechos por WhatsApp. No supe cómo reaccionar. No sé de dónde saqué fuerzas. Lo increpé, le grité, lo golpeé. La gente miraba sin hacer nada, sin ayudarme”.

“Fui a una fiesta de cumpleaños de un ex compañero de colegio. Era un ambiente de confianza y cariño. Después de un rato con una amiga nos fuimos a dormir a una pieza, pero desperté: alguien me tocó el brazo y lo puso en sus genitales. Cuando me di vuelta, me di cuenta que era un amigo, quedé en shock”.