Escándalo en Armada Chilena: Los marinos voyeristas

Los Jaguares del machismo a nivel mundial.

Estamos a un día de finalizar el 2016 y cuando pensábamos que ya nada podía golpearnos caen nueve miembros de la Armada chilena por una red de espionaje, pero no se trata de una investigación encubierta ni de “traición a la Patria” -dirán ellos-, sino de voyeurismo contra 6 de sus compañeras en la fragata FF-07 Almirante Lynch.

Estos HOMBRES (?) se hicieron los bacanes y pusieron cámaras en las habitaciones de sus colegas embarcadas para mirarlas mientras se cambiaban ropa. Luego tomaban los mejores momentos y se los enviaban entre todos por WhatsApp y otras redes sociales. Que felicidad debe haber sido para ellos todo este espectáculo el tiempo que duró. Me recuerdan a ese montón de adolescentes lobotomizados con risas de Beavis and Butthead de las películas Gringas.

Pero esto ¿ustedes creen que nos sorprende a las mujeres? Todas alguna vez hemos experimentado este tipo de abuso de parte de hombres y de la sociedad (donde también hay mujeres lobotomizadas que apoyan la violencia contra su propio género). El país está lleno de tipos pasando sus teléfonos inteligentes con la cámara de su celular en REC por debajo de la falda de mujeres y NIÑAS en el metro y de tipos ansiosos porque llegue pronto Miss Reef este verano para mirar culos con la venia empresarial, municipal y hasta policial. O sea con o sin autorización -lo que poco parece importar- esto es algo a lo que casi se podría decir estamos acostumbradas.

Cada vez mostramos más la hilacha , cuando pensamos que lo de la “Muñeca Inflable”, el ministro de economía y los honorables presidenciables había quedado en el pasado, después de salir en decenas de medios de comunicación a nivel mundial, vienen los marinos y FAIL. Lamentablemente, no nos sorprende.

Chile es un país machista y misógino donde el ataque a la vida de la mujer es justificado y hasta aplaudido por la sociedad. Actualmente, a nivel mundial se está cuestionando el abuso contra el género, así que los chilenos (como es típico) entran a la moda rápidamente, pero en el camino parece que están abriendo los ojos y sorprendiéndose ante una realidad global en la que no somos los Jaguares. Con suerte nos alcanza para lame botas.

Lo que está pasando hoy en Chile es simplemente la visibilización de una realidad con la que hemos vivido desde siempre. Es por estas estúpidas y naturalizadas acciones contra las mujeres y mucho más, que alzamos la voz. Y nos dicen feminazis o exageradas.

¿En serio?…¡¿En serio?! ¿Luego sale un ex comandante en Jefe de la Armada de apellido Arancibia y culpa a las mujeres de los vergonzosos actos de estos cobardes? Ah pero al día siguiente, mágicamente, le llega un mensaje divino en un sueño y entra en razón, entonces, va a la prensa y  pide disculpas.

Por favor señores ya es tiempo de avanzar. ¿Cómo va a ser tan complejo entender que no somos de su propiedad, que no tienen ni un solo derechos sobre nosotras? ¡NI UNO!

O sea, a ver, ¿cómo se los explico? La verdad es que no hay explicación a una situación tan ridícula y vergonzosa.

¡BASTA DE MACHISMO!¡BASTA! ¡NO SOMOS DE SU PROPIEDAD!