Francia absuelve a víctima de violencia doméstica por matar a su agresor

Jacqueline Sauvage sufrió años de abusos, al igual que sus hijas que fueron abusadas sexualmente por su padre

La francesa Jacqueline Sauvage es una de las millones de víctimas de violencia doméstica que hay en el mundo. Padeció durante 47 años los golpes y abusos de su esposo hasta que, ante un nuevo ataque de su agresor en 2012, tuvo la fuerza y la oportunidad de defenderse: disparó a su esposo con una escopeta y lo mató.

DESCUBRE MÁS

 

Norbert Marot, esposo de Sauvage, era alcohólico y sumamente violento y, según declaraciones de las víctimas ante los tribunales, abusaba sexualmente de sus hijas. Un día antes de la muerte de Marot, su hijo se había suicidado debido al ambiente violento y destructivo en la casa.

Con 69 años, Sauvage fue condenada a 10 años de prisión, sin embargo sus abogados pugnaron por reducir la condena por los alegatos de violencia doméstica.  El caso de Sauvage tuvo eco en toda Francia y decenas de mujeres salieron a las calles a clamar por justicia para una víctimas de violencia.

En declaraciones ante la prensa y los tribunales, Sauvage comentó que ni ella ni sus hijas se habían atrevido a denunciar a su esposo debido a que se sentían demasiado avergonzadas para pedir ayuda.

A principios de 2016, el presidente francés, Francois Hollande, concedió un perdón parcial a Sauvage. La presión social era brutal, había un documento con 380 mil firmas que pedían su liberación. Los tribunales lo rechazaron.

Esta semana, a través de su cuenta en Twitter, Hollande anunció la liberación absoluta e irrevocable de Sauvage, haciendo uso de su facultad constitucional de conceder indultos individuales. 

"He decidido conceder un perdón a Jacqueline Sauvage. Este perdón pone fin de inmediato a su detención".