"Slutshaming": Cuando humillas a una mujer por verse sexy

"Es una cualquiera", "No se valora", "Es vulgar". Que una mujer se atreva a mostrar su cuerpo y es humillada por otros es algo que no ha cambiado en siglos.

Por Luz Lancheros

Nunca falta en las alfombras rojas de cualquier evento global. Si una famosa se atreve a irse de transparencias, cutouts o mostrando su cuerpo, es inevitable decir que es "vulgar", "de moral dudosa" o "simplemente está mal vestida".

 Imagen foto_00000001

Las famosas con transparencias suelen ser las más criticadas en los eventos por mostrar su cuerpo/ Getty

Pero increíblemente, también les pasa a muchas mujeres anónimas. Cuando alguna llega con minifalda o escote o con un vestido ajustado a un lugar y es juzgada, barrida casi, con la mirada por las demás mujeres, que van a decirle lo mismo. Y que la van a excluir o a incluso a maltratar simplemente por querer mostrar su cuerpo. Esto se llama "slutshaming".

DESCUBRE MÁS 

 

 

Es la misma lógica de quien afirma que por vestir de cierta manera, una mujer "busca ser violada". Si su falda está demasiado corta, si su escote demasiado abierto, si su vestido demasiado pegado. Esos son los argumentos que tienen para acusar a una mujer por lucir su cuerpo, sea como sea (aparte de los juicios de valor que genere este en sí). 

Y ese fue el argumento, por ejemplo, de un policía en Canadá que justificó la agresión sexual hacia una mujer en una de sus conferencias. Esto causó tanta ira, que se creó el movimiento "Slutwalk" en abril de 2011. El movimiento se hizo tan exitoso, que se replicó en Latinoamérica como "La Marcha de las Putas". 

 Imagen foto_00000002

Sin embargo, en redes sociales y en instituciones educativas sigue imperando la idea de que el cuerpo de una mujer es "pecaminoso" y que está mal socialmente mostrarlo. Eso, a pesar de que sí se pueda ella misma cosificar en medios como la televisión a merced del criterio estético de otros.

Kim Kardashian y Amber Rose tienen algo en común más allá de Kanye West. Las dos adoran mostrar su desnudez. Y por esta razón, han enfrentado todo tipo de señalamientos públicos. Por eso, la primera escribió un ensayo donde defiende su postura para mostrarse tal y como es. La segunda, en cambio, fue más performativa. Mostró un vestido con todas las palabras que le habían dicho a lo largo de su paso por las alfombras rojas. También tiene su propia iniciativa en la web. 

 Imagen foto_00000003

Amber Rose en alfombra roja/ Getty Images

Emily Ratajkowski también hizo su propio escrito en el portal "Lenny" defendiendo su derecho a mostrar su erotismo. Algo por lo que es alabada, pero también criticada todo el tiempo.

En los últimos años también hay una gran exposición de casos con respecto a las jóvenes que son devueltas o humilladas en sus instituciones educativas por "distraer a los chicos". Una vio cómo su madre, en protesta, se puso su vestido para ir a su graduación (porque casi no la dejan culminar sus estudios así). Otras jóvenes han llegado al punto de ponerse prendas humillantes como camisetas para diferenciarse de sus otros compañeros, como le pasó a Miranda Larkin, de Orange Park, en Florida. 

 Imagen foto_00000004

Amanda Larkin, con la camiseta que la humilló/Facebook

Pero aún así, los casos siguen sucediéndose, sobre todo en escuelas anglosajonas. 

En Latinoamérica tenemos un fenómeno muy particular relacionado con la cultura narco, sobre todo en Colombia y México: sus mujeres voluptuosas, que muestran sus lujos de una manera opuesta a lo que nos enseñaron por buen gusto, europeizado y sobrio. En Instagram, en Colombia, se llaman "Bendecidas y Afortunadas" y muestran sus fotos en el gimnasio y su vida con comodidades, probablemente adquiridas por patrocinio de una figura dominante masculina.

Imagen foto_00000005 Twitter

En México se llaman "Buchonas" e incluso se llegan a mostrar con armas. 

Imagen foto_00000006 Instagram

Estas figuras de mujer ahora son el chivo expiatorio perfecto para generar indignación al mostrar modelos arcáicos del "deber ser". ¿Por qué ellas muestran descaradamente el cómo las mujeres tuvieron que sobrevivir por siglos? ¿Por qué no muestran que somos más que eso? Es lo que cuestionan quienes están en desacuerdo con su modo de vivir. 

Sin embargo, por otro lado, son señaladas de todas las formas posibles. Tanto, que si se llega a tener su cuerpo o sus prendas de ropa, se les condena con motes clasistas y racistas.

¿Has pensado alguna vez que aquella mujer que ama mostrar su cuerpo quizás es una persona como tu y no merece señalada solo por el hecho de estar cómoda con el mismo? 

 TE  RECOMENDAMOS EN VIDEO

Y EN IMÁGENES